La obesidad es una enfermedad crónica y compleja.

Aquellos que la padecen sienten mucho sufrimiento que muchas veces lo ocultan.

La obesidad tiene muchos componentes de adicción en los que se involucran factores bioquímicos, emocionales, culturales y genéticos.
En este tema es fundamental distinguir las sensaciones de hambre y saciedad que habitualmente el obeso no puede detectar y tener un freno para no continuar comiendo sin necesidad.
El obeso, luego del atracón siente una sensación de frustración luego de las compulsiones que no pudieron controlar.