Para adelgazar hay que trabajar en las trabas, en los inconvenientes, en la falta de seguridad que hace que tu objetivo no se logre…

Si de repente, no bajas y dices “estoy en una meseta” y sientes que no vas a poder revertir esa situación, te pregunto ¿hiciste una evaluación de cada una de las situaciones? ¿De las ingestas si fueron o no las planificadas? ¿si las cantidades fueron las indicadas? ¿de la actividad física?

Si aún tienen muchos kilos por adelgazar, no hay motivos de estancamiento.

Tu falta de seguridad para el logro de un objetivo importante, como es éste, que implicaría mejorar tu calidad de vida, hace que te quedes con el síntoma y no analices detalladamente cuáles son tus inconvenientes y esto te permita muchas veces el cambio de camino e ir hacia atrás por comodidad y no buscar cambios que te ayuden a salir de ese proceso.

Muchas veces la etapa de estancamiento se prolonga en el tiempo y hace que la persona deje su objetivo por no querer ver la realidad y quedarse con el síntoma, como en este caso, la supuesta meseta, entonces el camino posterior es el abandono.

Si existen conflictos, falta de seguridad pueden existir dos caminos: éxito y fracaso.

Por eso, si no puedes solo, será necesario que todos esos pilares que juegan en contra tuyo los trabajes y los elimines de tu vida con ayuda de profesionales que te sostengan y te ayuden a erradicar errores y tener más seguridad en el camino que estas transitando.

Esto será posible si asumes tu falta de seguridad hacia el camino elegido y buscas alternativas que te ayuden a salir del encierro y decir “no bajo porque estoy en una meseta” sin descubrir fallas y posibles soluciones.

Si estas en esta etapa, la idea es que no te quedes acorralado. Eso te quita fuerza y decisión para vencer obstáculos que sin duda, tienen solución si buscas en tu interior fallas y soluciones.

Son muchos los kilos que debes desprenderte y el estancamiento llegará cuando te falten muy pocos.

Por eso, no pienses en estancamiento sino en las posibilidades de salir de este proceso que sin duda lo estarás atravesando por errores que no eres conciente.

Asume tu falta de seguridad, tus inconvenientes y prioriza el objetivo de adelgazar saludablemente hacia el logro de una meta saludable, duradera que te permitirá mejorar tu calidad de vida.