Investigadores de una universidad australiana aseguraron que los empleos sedentarios aumentan al doble las chances de sufrir este tipo de tumor. El peligro es igual para los que realizan ejercicio con regularidad.

La investigación fue publicada por el American Journal of Epidemiology, y arrojó que las extensas jornadas laborales en las que el trabajador pasa la mayor parte del tiempo sentado son contraproducentes a la hora de evaluar las posibilidades de desarrollar cáncer de intestino.

Este trabajo se relaciona con otros anteriores, que vinculan la aparición de tumor de próstata en los hombres cuyos empleos tienen estas características, informó el Daily Mail, según el sitio web Telecinco.es.

De acuerdo a la nueva investigación, las personas con largos períodos de inactividad física diarios corren mayor riesgo de padecer cáncer intestinal.

Los científicos australianos estudiaron a 918 pacientes con este tipo de tumor y los compararon con 1.021 voluntarios sanos. A todos ellos se les preguntó sobre sus patrones de trabajo, su historia laboral, su estilo de vida y sus hábitos alimentarios.

Los resultados arrojaron que las personas que pasaron más de una década en trabajos sedentarios tenían un 94% más chances de sufrir cáncer de colon que los que tenían empleos más “activos”.

Entonces, todo aquel que se desempeñe por muchos años en un trabajo “de sentado” tendrá un 44% más probabilidades de padecer este tipo de tumor, agregaron los especialistas.

Para los expertos, “incluso un nivel alto de actividad física no modificó el efecto de un trabajo sedentario”.

Además, mantenerse muchas horas sentado eleva los niveles de azúcar en sangre y la producción de insulina, daños que también se relacionan con el desarrollo de cáncer de intestino.

Fuente: Saludablemente

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.
Te espero.