• La especialista mostró su preocupación por el aumento de chicos con obesidad •  “Los factores fundamentales son: la mente, el cuerpo y el espíritu”, indicó •

POSADAS. En el marco de la presentación de sus libros “Ansiedad vs. Saciedad” y de “Creo & adelgazo”, PRIMERA EDICIÓN mantuvo una entrevista con la  licenciada en Nutrición, Alicia Crocco, quien presentó sus obras en el Auditorio de OSDE Filial Misiones, invitada por la Fundación OSDE.

La conversación con la reconocida nutricionista recorrió diferentes temas relacionadas con su profesión, sin embargo, uno de los puntos más interesantes fue cuando Crocco incursionó en la obesidad infantil, situación que está creciendo en el país y que conlleva graves consecuencias para quienes la padecen desde muy pequeño. “La obesidad en los niños es un tema super interesante, porque ellos llegan a la obesidad por un estilo de vida mala, que proviene de sus padres, porque de ellos aprenden los chicos. Es necesario que los padres y abuelos se eduquen para poder transmitirles a los niños”, indicó Crocco sobre este tema puntual.
Con respecto a la preocupación del crecimiento de sobrepeso en los más chicos, la licenciada señaló que los médicos también deben trabajar en pos de mejorar los hábitos alimenticios de los niños, porque “la obesidad infantil crece día a día, en cierta parte porque los médicos pediatras se confunden y con esto no quiero hablar mal de ellos, pero a veces dicen “No déjenlo, no lo pongan a dieta, si después con el estirón ya está”, y eso es un error porque los niños no hacen dieta, sí se modifican los hábitos alimenticios y eso les explico a los padres que son cambios en el comportamiento alimentario”.
“Lo que se hace con los chicos es educación, se les explica que no es necesario que bajen todas las semanas. Cada centímetro que crece en la talla es un kilo menos que debe bajar un chico, por lo tanto no hay que decirles sos gordo o cosas así, hay que invitarlos a visitar al nutricionista para aprender a comer, es decir, cada uno debe cumplir un rol. Tampoco hay que inculcar un deporte a un chico, sino que hay ofrecerle un abanico de disciplinas para que cada uno elija la actividad que le guste para tener continuidad, porque el deporte debe ser una distracción, un juego que le permita tener contacto con otros chicos, para que encuentre placer en lo que hace y no solamente en la comida”, manifestó Crocco.
La nutricionista indicó que todo lo que cuenta está en sus obras literarias: “no hablo de dietas, sino que propongo una alimentación que produzca saciedad. No hablo de dietas, ni de contar calorías, hay que hacer un cambio en el comportamiento alimentario y en el estilo de vida, sabiendo elegir los alimentos”.
“Los grandes piensan que si los chicos no van a tener el colesterol alto, pero si supieran la gran cantidad de niños que tienen hipertensión arterial, realmente sorprenden los números. Hay pacientes que llegan con una presión muy grande sobre sus espaldas, que quieren bajar de peso urgente, sin embargo el proceso debe ser cuidadoso, primero hablo con los padres para decirles que esto no es fácil, es una tarea compartida entre los papás y la nutricionista”, admitió la profesional.

Tres puntos fundamentales
Para Crocco, la mente, el cuerpo y el espíritu, son los tres factores fundamentales en la alimentación de una persona, porque uno primero debe focalizar los objetivos, pensar que cada cambio es bueno para mi cuerpo. “Y el espíritu es primordial en cada aspecto de la vida, si yo estoy bien conmigo mismo, los resultados estarán a la vista”.
“Si uno no hace cambios en la conducta alimentaria y estos no son permanentes, va a volver a lo de antes, porque hay una cantidad de células adiposas en el organismo que cuando uno baja esas células también lo hacen, entonces cuando uno engorda esas células también y se vuelve a recuperar el peso. La idea del cambio debe ser para siempre, pero no debe ser cerrar la boca y listo, debe haber un control para que el organismo se acostumbre y mantener un peso saludable”, precisó y añadió: “hay que elegir principios nutritivos y además complementarlos con la actividad física, porque sólo con ejercicios no se adelgaza y lo vemos a diario en los gimnasios, donde se ve a personas con sobrepeso u obesas que hacen una muy buena rutina física, pero nunca adelgazan. Es porque no hacen un cambio alimentario, que es el primer pilar”.

Consejos a tener en cuenta
“Yo sé que en Misiones no hay quesos compactos de muy bajo tenor graso, pero se pueden buscar alternativas, mirar los rótulos, hacer comparaciones. En cuanto a las carnes siempre hay que preferir los cortes magros, como pulpa y también hay que elegir el carre de cerdo, que es una carne magra y que tiene grasas útiles, que ayudan a aumentar el colesterol bueno y disminuye el malo”, señaló Crocco.
Según remarcó, hay que elegir alimentos nutritivos y además complementarlos con la actividad física, porque sólo con ejercicios no se adelgaza. .
Alicia Crocco estuvo en Posadas para presentar dos de sus libros, invitada por la Fundación Osde. Nutricionista dietista y posteriormente Licenciada en Nutrición, recibida en la Facultad de Medicina (UBA), Crocco se refirió a algunos conceptos abordados en profundidad en sus obras“Ansiedad vs. Saciedad” y de “Creo & adelgazo”.
En ambos libros la autora propone una alimentación que produzca saciedad, y al mismo tiempo la importancia de confiar en uno mismo para lograrlo. No habla de dietas, ni de contar calorías, propone un cambio en el comportamiento alimentario y el estilo de vida, sabiendo elegir los alimentos y las preparaciones que prolonguen la sensación de saciedad.

Para la nutricionista, la mayoría de los obesos o los que tienen exceso de peso fracasan en sus propósitos. Muchos creen tener el objetivo claro y, en cambio, no logran tener la motivación necesaria para llegar a la meta, con resultados duraderos. Buscan métodos mágicos que dan resultados rápidos pero no perdurables. Eso hace que el individuo se desmoralice y abandone sus intentos.

http://www.primeraedicionweb.com.ar/nota/impreso/88875/los-ninos-llegan-a-la-obesidad-por-un-mal-estilo-de-vida-de-sus-padres.html