Para elegir los platos que componen los menús, se debe evitar alimentos y salsas excesivamente grasos, como así también repostería.

Para optar adecuadamente y continuar con los cuidados puedes ir a sitios donde puedas adoptar los menús que no sean elaborados.

 

Consejos y ejemplos a ser utilizados.

 

Es preferible disfrutar de una comida fuera de casa, haciendo elecciones saludables de alimentos. La clave es decidir “dónde” y “cuándo” vas a ir a comer fuera de tu casa. Prefiere los sitios con menú variado..

 

Desayuno

Elige yogur descremado a café con leche. Elige panes, vainillas, bay biscuits. Evita las facturas y panes con manteca. Planea qué vas a ordenar. Piensa antes de ir para no tentarte cuando estés en el sitio que elegiste para comer.

Si en tu menú diario tienes planificado la ingestión de facturas puedes incluirla o hacer reemplazo por otro día.

 

¿Copetín o entrada?

Elige vegetales sin aderezos, jugo de tomate y pickles. Evita la panera que contiene pan y galletitas, la manteca y los dips. Elige agua o gaseosas dietéticas.

 

Ensaladas

Aderézalas tú mismo. De esa manera, podrás saber cuánto aceite le has incorporado. Utiliza limón, vinagre, aceto y mostaza.

 

Plato principal

Carnes magras a la plancha, a la parrilla o grilladas. Quítales toda la grasa visible y la piel a las aves. Los mariscos pueden ser muy útiles; no los arruines incorporándoles salsas. Elige vegetales sin salsas ni cremas. Utiliza limón, vinagre, hierbas y especias. Si eliges papas, pídelas horneadas o hervidas, y mézclalas con vegetales de todos los colores. Si eliges pastas, prefiérelas con puré de tomate.

 

Postres

Puedes elegir un plato de frutas frescas, sorbete o helado de agua.

 

Sándwiches

Prefiere fiambres magros, pollo, peceto, pavo. Limita los condimentos grasos, dips y fritos.

 

Hamburguesas

Elige las “pequeñas”, con agregado de tomate, lechuga, cebolla, pepino, mostaza y ketchup. Limita las “grandes” con quesos no magros y mayonesa.

 

Pizzas

Elegir de masa “fina” con vegetales. Limita las que contengan salsas grasas, salame y quesos no magros.

 

Bebidas

Elige sobre todo las no calóricas como café, té, agua, gaseosas light, tisanas.

Limita milk shakes, licuados, gaseosas y jugos comunes.
 

Menús para almuerzos o cenas opta por estas sugerencias:

Menús para elegir en Restaurantes

1)    Carnes a la parrilla (roja, cerdo magros, pescados de mar, pollo sin piel antes de cocinar, pavo, conejo). Vegetales de varios colores crudos y/o cocidos, con el agregado de 1 porción chica de papa, choclo o arroz.

2)    Pastas gruesas o secas tipo fetuccini, mostachotes, moñitos mezclados con vegetales como champiñones, cebolla, ají morrón, zanahoria.

3)    Ensalada de papa, huevo y vegetales crudos y/o cocidos al vapor.

4)    Ensalada de vegetales crudos y/o cocidos al vapor con arroz o legumbres.

5)    Fideos con salsa filetto y 1 porción chica de carne con ensalada.

Como postre: elegir 2 bochas de helado de frutas, o frutas frescas.

 

Evita alimentos y salsas excesivamente grasos, así como la repostería, como rutina de cada día.
Después de las comidas, sería interesante tomar un café u otra infusión.

Si estás ansioso, nervioso o estresado es preferible sustituirlo por bebidas más suaves como café descafeinado, menta poleo, manzanilla o tilo.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.
Te espero.