Los investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) afirman que el yoga se hizo muy popular pero hay pocos estudios sobre sus beneficios. En su nuevo trabajo encontraron que esta disciplina es muy adecuada para mantener las funciones cerebrales.

Neha Gothe, psicóloga que condujo el estudio, afirma que los ejercicios de respiración y meditación buscan calmar el cuerpo y la mente y mantener a raya los pensamientos que distraen, mientras las personas se enfocan en su cuerpo, la postura y la respiración. Quizás estos procesos se trasladen más allá del yoga, cuando las personas realizan tareas mentales todos los días. Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Journal of Physical Activity and Health.

Los investigadores trabajaron con un grupo de voluntarios de alrededor de 20 años.

Todos los participantes tomaron, primero, una clase de yoga donde trabajaron distintos músculos y concluyeron con una postura de meditación y respiración profunda. En otro momento, cumplieron una sesión de ejercicio aeróbico donde corrieron al 60% al 70% de su máxima capacidad cardíaca.

Al finalizar cada sesión, Gothe les realizó una prueba destinada a medir su desempeño cognitivo. La especialista notó que su capacidad mejoró mucho más marcadamente después de hacer yoga que después de realizar actividad aeróbica.

Gothe cree que el yoga mejora el desempeño cognitivo al promover la conciencia de uno mismo a través de ejercicios de meditación. Además, resalta que se sabe por estudios previos que el yoga alivia la ansiedad y el estrés, dos factores que a su vez pueden mejorar las funciones cognitivas.

Fuente: neomundo.com.ar