Llevar una dieta saludable y hacer actividad física son las claves conocidas por todos para mantenerse en peso. Ahora, existe un factor que pocos tienen en cuenta al momento de enfrentar la balanza.

Comer fuera de horario es casi tan perjudicial como no cuidarse, si de perder peso se trata.

Así lo reveló una reciente investigación con cobertura nacional sobre conductas alimentarias en la Argentina, según la que siete de cada diez argentinos consideran que comer entre horas es el principal factor de aumento de peso.

El resultado se desprende de un estudio realizado por TNS Argentina a pedido de Elea a fines de marzo.

La mayoría de las personas encuestadas señalaron además que los momentos de mayor deseo de comer entre horas, o lo que comúnmente se denomina “picotear”, ocurren especialmente mientras miran TV (38%), entre las comidas principales (24%), y mientras trabajan (21%).

La médica nutricionista y docente de la UBA, doctora Rosa Labanca, explicó que “los alimentos a los que recurrimos cuando aparece el deseo de ‘picotear’ combinan muchas calorías y alto grado de placer, ya sea por su sabor, textura o visualmente, y activan vías de recompensa que se independizan de la necesidad nutricional induciendo al consumo excesivo”.

Según la especialista, “numerosas investigaciones confirman que este patrón alimentario tiene suma importancia en la ingesta representando hasta un 30% de las calorías ingeridas” y agregó que existe un estudio emblemático en el área de nutrición que demuestra que el 44% de la ingesta fuera de las comidas principales está compuesta por estos snacks que suelen agruparse como dulces (golosinas, galletitas, chocolates, alfajores, barritas de cereal) y salados (papas fritas, copetín, maníes).

Es importante diferenciar entre picoteo y colación. Colación es una comida programada que tiene un fin determinado, el picoteo es una comida desordenada que generalmente contribuye a recuperar el peso perdido. Esto es fundamental, porque las personas que bajaron de peso, de acuerdo a las estadísticas, regresan al peso anterior o incluso lo superan al cabo de 5 años”, reforzó la especialista.

El sobrepeso y obesidad constituyen una verdadera problemática de salud. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2009, más de la mitad de la población argentina tiene sobrepeso y obesidad y esta nueva encuesta que se está presentando muestra cómo el comer entre horas puede fomentar el riesgo de padecer estas patologías.

El incremento de la obesidad y sobrepeso en la población global está llevando a la movilización de las autoridades de salud mundiales. Tal es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo denominó como “epidemia” previendo 2.300 millones de adultos con sobrepeso y 700 millones de obesos en el mundo para 2015.

Para mantener un peso saludable a largo plazo, la comunidad médica recomienda adoptar hábitos alimenticios sanos junto con ejercicio físico moderado. Ante la ausencia de herramientas terapéuticas más específicas, los especialistas suelen apoyarse en suplementos dietarios que colaboren con el control del apetito. Dentro de estos suplementos, uno que cuenta con evidencia científica es el extracto de café verde descafeinado (ECVD).

Se trata de un derivado de los granos de café sin procesar, descafeinados, con el mayor contenido de ácido clorogénico, que colabora con el control del apetito, la reducción del consumo de calorías y el mantenimiento de un peso saludable. Su mecanismo de acción ayuda a disminuir y retrasar la absorción de glucosa desde el intestino, y estimula la utilización de las reservas de grasa como fuente de energía.

También promueve una reducción significativa en el índice de masa corporal (IMC), y contiene ácido cafeico, conocido por sus propiedades antioxidantes, que ayuda a mantener los límites de la oxidación de las grasas en el hígado. Además, esta composición garantiza la ausencia de ciertas moléculas que se encuentran en el café que podrían ser nocivas para la salud. Tampoco contiene cafestol y kahweol y contiene menos cafeína que una cuarta parte de una taza de café.

En la Argentina contamos con una novedosa manera de administrar el extracto de café verde descafeinado como chicles que agrega a las ventajas del ECVD el beneficio de la masticación que – de por sí – cuenta con un efecto en el control de la saciedad y contribuye a mantener un peso saludable. Estos chicles son los únicos en el país que cuentan con este componente, son de libre venta, y se consiguen en las farmacias.

El mapa del “picoteo” en Argentina

De acuerdo a los resultados obtenidos a nivel nacional:

* 6 de cada 10 argentinos que hicieron algo para bajar de peso en los últimos meses declaran haber recuperado peso luego.

* 7 de cada 10 argentinos consideran que “el picoteo” entre horas es uno de los principales factores del aumento de peso. Esta creencia es mayor entre las mujeres (72%) y en personas que residen en el interior del país (69%) llegando al 77% en la zona Centro y el 74% en Cuyo

* 7 de cada 10 argentinos declaran sentir deseos de “picotear” entre horas, especialmente mientras miran TV (38%), entre las comidas principales (24%), y mientras trabajan (21%).

* Las mujeres y los mayores de 65 años declaran sentir deseos de “picotear” especialmente mientras miran TV. En tanto los más jóvenes lo hacen mientras estudian y los hombres al regresar del trabajo.

* 9 de cada 10 personas que sienten deseos de picotear toman alguna medida para saciar esa necesidad, fundamentalmente tomar una infusión (casi el 50%) y darse el gusto de comer algún alimento (47%). Esta última mención es mayor en la zona de Cuyo (64%) como así también en el NOA (60%).

* Cada entrevistado realiza en promedio una medida para saciar los deseos de picotear.

Fuente: Infobae

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA,  Alicia Crocco Lic. en Nutrición y Libros Digitales de la Lic. en Nutrición Alicia Crocco. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.