Alimentación en horarios desordenados

Nuevos estudios buscan soluciones nutricionales para aquellas personas:

  • Que trabajan en horarios no habituales.
  • Para aquellas que viajan a menudo y deben cambiar sus horarios en las comidas y en las horas de sueño.
  • Tener un bebé que se despierta muy repetidamente.

Estas y otras situaciones, afectan el ritmo biológico de muchas personas.

Cada persona cuenta con un reloj biológico interno que se encuentra en el cerebro, que es el  responsable de mantener el orden en el ritmo de alerta, en la temperatura y en la producción de hormonas, esto es lo que se conoce como “ritmo circadiano”.

Es decir que hay una modificación en los tiempos naturales para los procesos más básicos, como dormir, comer o digerir los alimentos.

Por eso, es necesario encontrar la manera de sincronizar la alimentación con las exigencias.

Dificultades:

  • Cambios horarios no habituales: Los individuos que deben trabajar en horarios inusuales o por otras causas, llevan a realizar una alimentación basada exclusivamente en alimentos industrializados y entonces, no siguen patrones alimentarios saludables.

No están alineados con el día solar, trabajan hasta tarde. Inclusive de noche.

  • Jet lag, viajar a través de husos horarios. Afecta a un número importante de personas, y en algunos casos, como para los miembros de una tripulación, puede ser un evento habitual.
  • Cambios bruscos de pautas de sueño entre días laborables y festivos.
  • Cuando se está criando a un bebé.

En estas situaciones es muy frecuente prescindir de comidas principales, o hacerlas a horas inadecuadas.

Comer a la mitad de la noche, como si fuera el almuerzo copioso.

Si se trabaja de noche; no se desayuna debido a que se llega a las 6 de la mañana del trabajo y, al llegar a la casa se acuesta directamente.

Se levanta a las 2 de la tarde, se toma lo que correspondería al desayuno. A esa hora no les agrada almorzar. 

Ante este desorden alimentario (y horario), con tan solo una comida sustancial al día, es evidente que la salud a corto, medio o largo plazo se resentirá.

NO hay duda de los problemas de salud asociados a estas alteraciones horarias.

Todo esto, puede ocasionar:

  • un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas y también
  • un aumento de riesgo de obesidad, ya que la ingesta total de energía se distribuye mal y se realizan menos comidas sustanciales, o la distancia entre ellas no es la necesaria, ya que transcurre demasiado tiempo o muy poco.

En definitiva, la falta de ritmo circadiano dificulta pautar una alimentación que sea compatible.

En estos casos, los nutricionistas tenemos que diseñar un planteamiento dietético más saludable y negociar con las personas.

Sincronizar la alimentación con el ritmo fisiológico.

Mantener el ritmo circadiano está ligado con el buen funcionamiento del metabolismo y una correcta nutrición. El orden proporciona salud. El desorden, problemas.

Las conclusiones científicas adelantan que la relación entre el ritmo circadiano y las vías metabólicas es recíproca.

Los cambios desordenados y abruptos alteran los perfiles de grasa y azúcar. Sin embargo, si las variaciones se producen de manera más paulatina y si se ajustan a un horario regulado de las comidas, la adiposidad y el peso corporal no se ven afectados.

Así, el reto científico está en descubrir la capacidad sobre la alimentación que no está ordenada para que sincronice los ritmos circadianos con los tejidos del organismo que se encargan de procesar los nutrientes. Esta relación ya se está estudiando con animales y, si bien las conclusiones son alentadoras, todavía queda trabajo para lograr traducir los datos biológicos básicos a los seres humanos.

¿Qué se busca? Determinar qué alimentación ayudara a restaurar el ritmo circadiano y el correcto funcionamiento del organismo, asumiendo que el desorden es inevitable.

Los alimentos y los nutrientes concretos podrían proporcionar mejoras generalizadas en la salud.                                    

 Fuente: Consumer

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA,  Alicia Crocco Lic. en Nutrición y Libros Digitales de la Lic. en Nutrición Alicia Crocco. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.