Una botellita de gaseosa supera el límite de azúcar que debe consumirse al día

Una botella de gaseosa de 600 mililitros aporta en promedio 65 g de azúcar (13 cucharaditas).

Tomando 1 sola gaseosa, la persona supera el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja consumir hasta 10 cucharaditas por día.

El azúcar puede tener muchos nombres, por lo tanto, es importante leer las etiquetas nutricionales de los alimentos y conocer los sinónimos de AZÚCAR.

  • Sacarosa o Sucrosa
  • Jugo de caña y miel de caña
  • Edulcorante de maíz y miel de maíz
  • Dextrosa
  • Fructosa
  • Concentrados de jugo de frutas
  • Glucosa
  • Miel
  • Azúcar invertida
  • Maltosa
  • Melaza

Cuando leas algunas de estas palabras en las etiquetas nutricionales, debes saber que son sustitutos del azúcar. Algunos de ellos son mejores que otros, pero continúan siendo azúcares cuando se descomponen dentro del cuerpo y aumentas la ingesta de calorías innecesarias.

El dato surge a partir de un relevamiento en supermercados que llevó adelante la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) en la Argentina. Con el consentimiento de grandes supermercados, se realizó un relevamiento de las bebidas que estaban a la venta el año pasado. De 287 bebidas, se detectó que 184 contenían azúcar agregada al analizar el rotulado. En ese grupo, se identificó qué cantidad de azúcar contenía cada tipo de bebida.

Las gaseosas de primeras marcas contienen en promedio 22 g de azúcar agregada por cada vaso (200 mililitros). Son las que más azúcar contienen.

Además, se identificó que las bebidas a base de hierbas contienen 16 g de azúcar por vaso; las bebidas a base de soja, 15 g; y las bebidas deportivas, 12 g. Con respecto a los jugos, se identificó que los líquidos tienen 17 g de azúcar (aunque no está aclarado en el rotulado cuánto corresponde al azúcar natural de la fruta y cuánto al agregado), y los jugos que vienen en polvo contienen 3,7 gramos de azúcar. Las aguas saborizadas incluyen 9,6 g de azúcar en promedio.

Todo esto nos hace pensar que, estas bebidas y los alimentos industrializados que tienen azúcares ocultos, nada saludables, están presentes diariamente en muchos hogares son una de las causas de la obesidad y/o sobrepeso de muchas personas.

La ingesta de bebidas azucaradas se ha asociado con las enfermedades cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 y el síndrome metabólico. Los mecanismos fisiológicos incluyen, entre otros, la hiperinsulinemia, la resistencia a la insulina, la arterioesclerosis y la hipertensión”.

Todos estos alimentos industrializados y las bebidas azucaradas son adictivos y no dan saciedad.

Parte de esta nota: extraída de Clarín.com

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA,  Alicia Crocco Lic. en Nutrición y Libros Digitales de la Lic. en Nutrición Alicia Crocco. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.