Enfermedad renal

Algunas mujeres con enfermedad renal grave pueden sufrir más daños en los riñones durante el embarazo y su bebé puede tener un riesgo elevado de muerte, nacimiento prematuro o crecimiento insuficiente.

Las mujeres con una enfermedad renal leve generalmente tienen embarazos saludables, aunque deben asegurarse de que su presión arterial esté bien controlada antes del embarazo y durante este.

 

Las enfermedades renales afectan a millones de personas en todo el mundo. A pesar de que pueden ser tratadas, también pueden llegar a dejar serias consecuencias tanto en usted como en su bebé, si es que estuviera embarazada. Si estuviera considerando el hecho de quedar embarazada o -en la actualidad- estuviera esperando un bebé, sería sumamente importante informarse exhaustivamente sobre los riesgos que traen aparejadas las enfermedades renales y si es que su vida o la de su bebé están en peligro.

¿Qué es la Enfermedad Renal Crónica?
La enfermedad renal crónica se desarrolla cuando sus riñones no funcionan correctamente debido a alguna clase de daño o lesión causada en los riñones que haya durando tres meses o más. Sus riñones llevan a cabo tareas vitales para que su organismo funcione apropiadamente; los mismos se encargan de remover las impurezas del organismo, limpian y devuelven la sangre purificada al mismo, mantienen equilibrados los niveles de agua y de minerales, y producen hormonas.

Existen cinco etapas en esta enfermedad, siendo la última etapa la más grave y requiriendo que el paciente en cuestión deba someterse a un trasplante de riñón o a una diálisis de riñón. La enfermedad renal también puede estar causada por una constelación de enfermedades renales, entre las que se incluyen: enfermedades glomerulares, riñones poliquísticos y nefritis. Todas estas enfermedades dañan los pequeños filtros ubicados en los riñones, conocidos con el nombre de nefrones. Los daños pueden ocurrir repentinamente debido a una lesión o a una infección, pero en la mayor parte de los casos se van acumulando lentamente con el transcurso de los años.

Fatores Causantes de la Enfermedad Renal
Los principales factores causantes de la enfermedad renal son la diabetes y la hipertensión arterial. La diabetes y la hipertensión arterial también atacan directamente a los nefromes ubicados dentro de los riñones. Entre otros factores, la hipertensión arterial puede ser causada por consumir una alimentación pobre y desequilibrada, por llevar un estilo de vida sedentario, por beber excesivamente y por fumar.

Los daños en los riñones también pueden ser la consecuencia del uso persistente de analgésicos, calmantes y de drogas ilegales. Si usted corriera el riesgo de sufrir alguna enfermedad renal, su doctor de cabecera debería derivarla a un especialista en enfermedades renales o a un nefrólogo. Ya que estos problemas pueden llegar a empeorar si usted estuviera embarazada, sería muy importante que viera a un nefrólogo y a un obstetra para consultar su caso lo antes posible.

Signos y Síntomas de las Enfermedades Renales
La mayoría de las enfermedades renales poseen los mismos signos y síntomas, entre los que se incluyen:

  • Hipertensión arterial.
  • Tumefacción o adormecimiento de las manos y los pies.
  • Presencia de sangre en orina.
  • Presencia de proteínas en la orina.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas.
  • Dolor de espalda, en los costados del cuerpo, o en la zona abdominal.
  • Fatiga.
  • Calambres musculares.
  • Fallas renales.
  • Formación de piedras en los riñones.

¿Cómo Afecta la Enfermedad Renal a la Menstruación?
La enfermedad renal provoca que los períodos de las mujeres se vuelvan irregulares, ya que la misma interfiere en la producción de hormonas. Debido a la disfunción renal, el organismo retiene las impurezas que inhiben la producción de óvulos y la menstruación. Como consecuencia de ello, el hecho de quedar embarazada podría ser algo muy dificultoso. Si primero tratara adecuadamente los problemas en sus riñones -antes de quedar embarazada- contribuiría a incrementar las posibilidades de concebir un bebé sano y además podría disfrutar de un embarazo normal y saludable.

¿Cómo Afecta la Enfermedad Renal al Embarazo?
Las mujeres que padecen alguna enfermedad renal leve probablemente podrán disfrutar de un embarazo saludable y libre de complicaciones. El estrés que provoca el embarazo en su organismo, sumado a una enfermedad renal severa -no obstante- probablemente dará lugar al surgimiento de complicaciones durante el embarazo. Su organismo deberá trabajar mucho más arduamente para poder sustentarla adecuadamente, tanto a usted como a su bebé.

Existen serios problemas que pueden llegar a afectar la salud de la futura mamá como la del bebé, y que se encuentran asociados a las enfermedades renales. Debido a la retención extra de líquido, las mujeres embarazadas podrían llegar a padecer hipertensión arterial sumado a la presencia de una gran cantidad de impurezas en su torrente sanguíneo. Por otro lado, el crecimiento del bebé se verá afectado inversamente cuando su mamá padece hipertensión arterial; dado que el mismo no recibirá la suficiente cantidad de sangre a través de la placenta. Si la presión sanguínea aumentara demasiado, la futura mamá correría el riesgo de padecer preeclampsia, lo cual podría traer como consecuencia un trabajo de parto prematuro y el desarrollo de hemorragiasen el cerebro, en el hígado o en los riñones de la mujer embarazada. A muchas mujeres se les recomienda posponer sus embarazos hasta que la enfermedad renal que padecen esté controlada, o hasta que reciban un trasplante de riñón o una diálisis de riñón.

Enfermedad Renal Y Factores de Riesgo para el Embarazo
Algunos de los factores de riesgo que pueden poner en peligro la vida o el embarazo de las mujeres embarazadas que padecen una enfermedad renal son:

  • Hipertensión.
  • Preeclampsia.
  • Trabajo de parto prematuro.
  • Abortos espontáneos.
  • Disminución de las funciones renales.
  • Mayor riesgo de contraer infecciones en el tracto urinario.
  • Falla renal aguda.

¿Qué es lo que Puede Esperar?
Si estuviera considerando el hecho de quedar embarazada mientras estuviera padeciendo una enfermedad renal, seria vital que se contactara con un especialista en enfermedades renales o con un nefrólogo. Un nefrólogo la examinará y le explicará los posibles riesgos que correrá su salud si quedara embarazada. Por otro lado, si ya estuviera embarazada, debería realizar una consulta con un especialista cada dos semanas, durante las primeras 32 semanas de su embarazo.

Debido a que la falla renal puede llegar a afectar su sistema inmune, sus niveles de potasio y de minerales, su sistema nervioso central, su corazón y sus huesos; su doctor de cabecera deberá controlar su presión sanguínea muy cuidadosamente, así como también deberá monitorear sus niveles de creatinina, los niveles de urea en su sangre, el colesterol y la orina.

Enfermedad Renal y Expectativas para el Parto
Las mujeres que padecen anemia, hipertensión arterial y exceso de proteínas en la orina enfrentan un 60% de riesgos de que su bebé muera durante el transcurso del embarazo. Cuanto más avanzado esté su embarazo, mayor será el progreso de la enfermedad renal; trayendo como consecuencia un incremento en el riesgo de padecer preeclampsia, así como también trabajo de parto prematuro. Los doctores deberían inducir el parto, dando como resultado el nacimiento de un bebé prematuro. Un bebé nacido de una mujer que padeciera una enfermedad renal grave debería ser colocado en la unidad de cuidados intensivos para controlar y tratar adecuadamente las posibles complicaciones que podría llegar a presentar su salud.

Fuentes: Pregnancy-info.net y texto extraido del libro Nutrir mi embarazo. Lic. en Nutrición Alicia Crocco

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA,  Alicia Crocco Lic. en Nutrición y Libros Digitales de la Lic. en Nutrición Alicia Crocco. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.