Si se reducen las calorías pero nos mantenemos inactivos, la pérdida de peso es menor o se estanca. Esto se debe a que el organismo disminuye el metabolismo para conservar la energía cuando se recorta el ingreso calórico.

Algunas técnicas para que el ejercicio sea parte de tu vida:

Elegir de dos a cuatro actividades que quemen calorías que uno disfrute e incorporar una por día.

  • No intentar encontrar tiempo, tomarlo como con cualquier otra actividad.
  • Identificar excusas habituales y desarrollar estrategias para sobreponerse.
  • No elegir actividades de manera forzada, disfrutarlas.
  • No es necesario quedarse sin aliento. El ejercicio más intenso es el menos eficaz para quemar grasas.
  • Incrementar el nivel de actividad gradualmente.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA,  Alicia Crocco Lic. en Nutrición y Libros Digitales de la Lic. en Nutrición Alicia Crocco. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.