Nutrición
Luego de los huevos y las roscas de pascuas, sumado a demás delicias típicas de esta época, ¿sirve el ayuno para perder los kilos de más? ¿Qué reacciones biológicas causa en el organismo?

Elegi-alternativa-saludable-adelgazar-pensando_CLAIMA20150407_0040_27

La Semana Santa ya pasó. ¿Te comiste todo? ¿Estás pensando en ayunar para eliminar los kilos que aumentaste? Tal vez desde hace tiempo vengas arrastrando un sobrepeso que va en aumento día a día, debido a la mala elección de alimentos y preparaciones, y también al sedentarismo. Además, puede ser que no sepas qué hacer para salir de este círculo y considerar que para preservar tu salud y bienestar es necesario contemplar dos pilares necesarios: alimentación saludable y la incorporación de actividad física.

Sentís que aumentaste de peso, te pone de mal humor y querés someterte a un ayuno de 24 horas. Te pregunto: ¿De qué te sirviría ayunar si durante las 24 horas estarás pensando en lo que vas a comer después?

Son muchas las investigaciones realizadas acerca de las virtudes del ayuno. Ellas se basan en que el ayuno reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, disminuye la posibilidad de desarrollar diabetes, influye favorablemeten en el perfil lipídico (triglicéridos y colesterol plasmático), al mismo tiempo que ayuda al mejoramiento del peso corporal.

¿Qué reacciones biológicas se logran con un ayuno?

En una de las investigaciones que ha realizado el Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en los Estados Unidos, algunos de los participantes debían ayunar, bebiendo sólo agua durante 24 horas y luego durante 24 horas posteriores debían seguir una alimentación normal. Los resultados destacaron que el ayuno, en todos los casos, provoca hambre y estrés, y como respuesta libera más colesterol, lo cual permite utilizar grasa como fuente de energía en lugar de azúcar.
Esto trae como respuesta, la disminución de células grasas en el organismo.

Esto supone menos células adiposas en el organismo, menos probabilidad de experimentar resistencia a la insulina, o diabetes. No obstante, debemos tener presente que no hay que generalizar los consejos, que se deben considerar los aspectos propios del individuo.
Consejos para adelgazar sin ayunar después de cometer excesos

1- Mentalizate y llenate de pensamientos alentadores: permitite ver los beneficios que te va a brindar un plan alimentario saludable.

2- Date tiempo para los cambios: lo rápido no siempre es valedero. Con el tiempo comprobarás que la marcha por un camino largo deja muchas enseñanzas aplicables para el futuro. Si aprovechás cada una de las etapas vividas y las registrás en tu mente, o en un cuaderno que puedas repasar cuando lo desees, te darás cuenta de que has logrado cambios importantes. Descubrilos y valoralos: son un patrimonio fundamental para que vayas haciendo progresos verdaderos y perdurables en tu descenso de peso.

3- No seas conformista: ¿tenés exceso de peso y tus estudios sanguíneos te dan buenos resultados? La obesidad y el exceso de peso saludable no existen, tarde o temprano caerás en enfermedades asociadas.

4- Aceptá el proceso que requiere un descenso saludable y duradero: durante el proceso de adelgazamiento hay etapas que deberás transitar. Tendrás tropiezos y deberás “estar fuerte” para que no te ganen la batalla: para asumirlos y vencerlos.

5- No cuentes calorías: estudiá sobre principios nutritivos para adelgazar y preservar tu salud.

6- Aprendé sobre la elección de los alimentos y de las preparaciones que prolongan la saciedad: por ejemplo, la leche forma un coágulo duro en el estómago que ayuda a prolongar la saciedad. El yogur es una leche predigerida, su absorción es más rápida y por tal motivo su saciedad será menor.

7- Decidite a incluir diariamente la actividad física aeróbica: la actividad física disminuirá tu ansiedad y despejará tu mente además de modificar tu figura. Elegí alguna disciplina que te entusiasme. Es probable que por vergüenza te escondas de la gente y no te guste ir a gimnasios, pero tené presente que en esos lugares las personas se concentran en ellas mismas y no están pendientes de su entorno. Hay sitios especializados en los que podrás relacionarte con pares. No importa cuando comiences, lo importante es que te muevas, como meta complementaria para que tu descenso de peso sea el que esperas.

8- El alcohol es un tóxico hepático: si tomás con exceso no lograrás beneficios.

9- Descanso nocturno: por lo menos 7 u 8 horas. De esa manera el funcionamiento hormonal estará de tu lado y podrás elegir inteligentemente las comidas, en lugar de consumir las carbograsas (pizzas, empanadas, galletitas, etc.).

10- Relacionate con gente sana: visitá a tus amistades si sabés que no obstaculizarán tu camino. Reunite con personas positivas, alegres, que no estén demasiado pendientes de tu alimentación ni te den consejos que no te sirvan. Si es posible, organizá caminatas diarias con ellas; te ayudarán a decidirte a comenzar y que sea agradable.

11- Elegí salud, estarás en el camino correcto.

12- No permitas que el fracaso llegue a tu vida por elegir dietas. No dejes que la desilusión te atrape y te haga sentir sin fuerzas.

Por último, elegí siempre una alimentación que te anime a continuar por el camino de la salud e incluí la actividad física. Estos son dos pilares que te ayudarán paso a paso y sin demasiadas privaciones a llegar a una meta saludable. La decisión está en tus manos… no la dejes escapar.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los jueves 18:00 horas. Repetición: martes a las 15:00 horas y sábados a las 19:00 horas, por Metro; www.alimentatuvida.com.