regeneración cartílagos

Los cartílagos son un componente vital de las articulaciones. Por desgaste o lesiones se pueden dañar.

Las áreas del cuerpo más propensas a sufrir daños en los cartílagos de las articulaciones son:

Hombros, muñecas, codos, tobillos, rodillas.

Una adecuada alimentación ayuda a cuidar y regenerar el cartílago del cuerpo. Incluir alimentos ricos en:  Vitamina A, Vitamina C, vitamina D, Vitamina E, calcio, lisina, fosforo, flúor, magnesio

Proteínas, ácidos grasos omega 3.

 

 

Los alimentos más recomendados para mantener sanos los cartílagos son:

 

Carne roja, bacalao, huevos, legumbres, frutas secas, queso, soja, levadura de cerveza, tomate, kiwi, mango, papaya, ananá, mandarinas, frutillas, repollo, chauchas, brócoli, coliflor, berro, alfalfa, gelatina, germen de trigo.

El ajo y la cebolla contienen compuestos a base de azufre que ayudan en el proceso de reparación de los huesos, cartílagos y el tejido conectivo, además de triptofano . El huevo y los espárragos también contienen buenas cantidades de azufre.

Consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: rico en ácido linóleico, el cual posee propiedades antiinflamatorias .El consumo de pescado de aguas frías como el salmón, las sardinas , caballa y atún garantiza su aporte .

También los aceites vegetales Omega 3 son muy útiles como el aceite de linaza, nuez y aceite de germen de trigo.

 

El consumo de agua también es muy importante ya que ayuda a hidratar los cartílagos de las articulaciones. Se debe beber al menos 2 litros al día de agua.

 

Las lesiones en los cartílagos son dolorosas y además puede producir problemas de movilidad relevantes de las articulaciones. 

Las personas mayores a partir de los 60 años, deportistas y personas con una actividad física intensa son más propensas a sufrir lesiones o problemas en los cartílagos articulares.

Los suplementos vitamínicos como el cartílago de tiburón suelen ser un buen complemento a una  alimentación saludable y balanceada.

Lleva tiempo regenerar y aliviar las lesiones o el desgaste en los cartílagos de las articulaciones por lo que se debe ser constante en el consumo de los alimentos anteriormente recomendados.

La lisina, es uno de los aminoácidos más importantes para la rápida regeneración del cartílago. Se encarga de absorber el calcio y producir colágeno para construir nuevamente el tejido dañado, además de mejorar el aspecto de la piel y la firmeza de los tendones.

Un estudio realizado por la Universidad de Maryland (UMMC) determinó que una deficiencia de lisina puede retrasar el crecimiento del tejido dañado, además puede afectar le regeneración de las células de la piel, dañando la reconstrucción total del área comprometida con algún daño físico.

¿Qué cantidad se debe ingerir? 12 mg (miligramos) de lisina por cada kilo de peso corporal es lo que se debe consumir para ayudar a que el cuerpo pueda reconstruir más rápido los cartílagos.

 

Estudios realizados al respecto…

La vitamina C es muy importante para elevar las defensas del organismo.

También es capaz de mantener la producción de colágeno, manteniendo la sangre oxigenada y llevándola por todas la arterias asegurándose de proveer las heridas de lo que necesitan para reconstruirse.

Una gran deficiencia de vitamina C puede reducir la cicatrización instantáneamente, además los seres humanos necesitan más de 75 mg (miligramos) diarios de esta vitamina para renovar continuamente los problemas del cuerpo. Los alimentos que contienen la mayor cantidad de vitamina C son: el kiwi, la naranja, las frutillas, el limón, entre otros.

 

Las tisanas con romero, jengibre, abedul, ortiga y sauce son muy positivas y efectivas.

Ungüentos de eucaliptos, romero, violetas o manzanilla, bien sea con aplicaciones localizadas o fricciones externas.

Dentro de la fitoterapia bien sea mediante tisanas, fricciones o baños, se recomienda para uso interno la tila, el jengibre, aceite de casis , de onagra y aceite de borraja.

Son muy recomendables las plantas con propiedades depurativas que evita acumulación de líquidos en las articulaciones como son el abedul, avena, cerezo, vid roja y la lavanda.

Son muy efectivas también las plantas con propiedades antirreumáticas por sus componentes, ácido salicílico (sauce, fresa, té) ácido anísico (anis, hinojo) , con timol (orégano, tomillo ) .

Uno de los componentes con más éxito es la capsicina presente en el ají morrón y que reduce el dolor.

Las plantas medicinales también actúan como medicamentos. Por eso, a pesar de sus propiedades es cuestión que consultes a un médico especialista en fitoterapia.

Los consejos brindados en esta página son de orientación para que puedas tomar el camino correcto.

 

Te invito a que te hagas fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.

Si eres profesional del área de la salud, también puedes hacerte fan de Cursos Profesionales Salud (CPS), haciendo lo mismo.