tratamientos frio o calor

Son dos de las terapias más comunes para aliviar los dolores musculares o las molestias en las articulaciones. El problema es que la mayoría de las personas que hacen ejercicio no tienen muy claro cuál deben usar: frío o calor y sobre todo cuándo no.
Compartimos parte de un interesante tema que trae la BBC Salud

La respuesta rápida es depende de cuán reciente es el dolor o de si se trata de un malestar recurrente.

Por lo general, una lesión nueva suele causar una inflamación en la zona afectada, por lo que el frío puede actuar para reducir el flujo sanguíneo y por lo tanto, evitar que se produzca una mayor inflamación. El frío es el criterio de elección ante una lesión que curse con inflamación, hinchazón, dolor; durante las primeras 72 horas.

El calor, por su parte, es más recomendado para los dolores crónicos ya que al generar un efecto opuesto, de mayor flujo de sangre, permite que haya una curación más rápida.
Una investigación reciente en la Mayo Clinic, de Estados Unidos, recomienda la fórmula general de optar por la terapia fría primero y luego por un tratamiento con calor.

Cuándo el frío
El hielo puede reducir el daño del tejido secundario y aliviar el dolor de la zona afectada. Puede ser crucial durante las primeras 72 horas de que se haya producido la lesión.
Le recomendación es aplicar el hielo durante entre 10 y 20 minutos, entre 4 o 5 veces al día. No más de 20 minutos para evitar que se produzca daño en la piel.
Ejemplo de situaciones en las que aplicar frío: una caída, golpe, esguince (“torcedura”), “tirón” muscular, para aliviar músculos y articulaciones después de un entrenamiento intenso (No inmediatamente)
No hay que olvidar que el frío altera la sensibilidad y puede provocar quemaduras, por lo que es importante no colocarlo directamente sobre la piel, y vigilar la zona cada pocos minutos para comprobar la integridad de la piel.

Cuándo el calor
El calor transporta sangre a la zona afectada, la cual suministra los nutrientes que el tejido necesita para sanar. También puede incrementar la flexibilidad de los tendones y los músculos.
El calor ayuda al flujo de oxígeno y nutrientes a través de la sangre.
Al permitir una dilatación de los vasos sanguíneos, el calor acelera el flujo y facilita la llegada de oxígeno y nutrientes que reduce la presión sobre las articulaciones y alivia el dolor en los de músculos.
Los parches calientes también reducen la aparición de espasmos musculares y mejoran la flexibilidad de ligamentos y tendones.
La terapia de calor es uno de los tratamientos más efectivos para problemas crónicos como la artritis.

Cuándo no usar hielo
– Antes de realizar actividades físicas o en el entretiempo de las mismas.
– Si el área donde aplica el hielo está adormecida
– Cuando el dolor o la inflamación involucran un nervio
– Si se tiene una disfunción simpática o enfermedad vascular (como mala circulación debido a pérdida de sangre, lesiones de los vasos sanguíneos, síndrome compartimental, vasculitis, coágulos de sangre y enfermedad de Raynaud)
– Si compromete la piel (como con una herida abierta; una herida que no ha cicatrizado; piel estirada, ampollada, quemada o delgada)
– Si se tiene hipersensibilidad al frío.

Cuándo no usar calor
– Después de las actividades físicas
– Si el área está adormecida
– Si tiene una herida abierta o quemadura
– Inmediatamente después de una lesión grave
– Si la temperatura del cuerpo es alta debido a una fiebre o fatiga por calor

Si tienes algún tipo de enfermedad (flebitis, problemas de varices, hipersensibilidad a la temperatura,etc) es mejor que consultes con un médico, enfermero o fisioterapeuta antes de aplicar frío o calor.
El uso de hielo y calor es solo una parte de un programa de tratamiento. Recuerde consultar a su médico.

Info nota BBC Salud: http://goo.gl/wRK3Ak

 

Te invito a que te hagas fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.

Si eres profesional del área de la salud, también puedes hacerte fan de Cursos Profesionales Salud (CPS), haciendo lo mismo.