Consejos y recetas atractivas para darse gustos sin que lo note la balanza.

planes-adelgazar-lugar-placer-exceso_CLAIMA20150518_0089_13

 

 

 

 

 

¡Qué lindo es tener tiempo para nosotros! Los fines de semana son ideales para dedicarlos a lo que no podemos hacer los días hábiles. Los momentos compartidos con la familia y los amigos son gratificantes, pero ¡cuidado!. Te aconsejo que te adelantes a las tentaciones para no sufrir tropiezos.

Si estás satisfecho por haber cumplido correctamente tu plan nutricional, no te tomes libre todo el fin de semana, porque vas a frustrarte cuando te subas a la balanza. Alterar la organización de tu alimentación y dejar de lado la actividad física diaria puede impedirte volver a la rutina semanal. El desorden alimentario se convertirá en un desvío para apartarte de tu objetivo. Es probable que te invadan los pensamientos conformistas, que pierdas las ganas de continuar adelgazando, que seas vos mismo el mayor obstáculo para alcanzar tu meta, que sientas la necesidad de aferrarte a los deleites momentáneos, anteponiendo el placer que te producen las comidas inadecuadas a los resultados que podrías obtener si tuvieras control en tus ingestas.

Esto no significa que no puedas elegir algún alimento de tu agrado y disfrutarlo. Podrás salirte de tu alimentación habitual, siempre que respetes las pautas para no excederte en la cantidad y la frecuencia de consumo de alimentos de alto aporte calórico y elevado contenido de grasas.

Cuando comas algún alimento que no esté dentro de tu plan nutricional, no te tortures pensando que vas a aumentar de peso. Si lo consumís con control, eso no sucederá. Tu alimentación no debe ser una penuria; tomala como un camino para lograr tu propósito.

Si en tu mente sólo está el afán de bajar, si no te permitís un escape momentáneo, con una inteligente elección de la cantidad y la frecuencia de acuerdo con tu evolución, llegará el momento en que te canses, pues no se puede renunciar por mucho tiempo a todo lo que a uno le agrada.

Como consecuencia de ello vas a comer desenfrenadamente. Tus pensamientos estarán fijos en el deseo de consumir lo que no te conviene y te harán apartar de tu meta de adelgazar en forma saludable y duradera. Por lo tanto, es útil que durante tu tratamiento o si lo estás haciendo solo, tengas algunos permisos.

Los fines de semana podrás consumir, de manera organizada y controlada, algún alimento que te agrade. Continuarás bajando de peso si tomás el plan nutricional como un proceso y no como una obligación.

Sábado

Desayuno:

Café con leche descremada y edulcorante.

1 sándwich de pan árabe integral con 1 feta de queso compacto magro.

Entrecomidas:

1 huevo duro.

15 pasas de uvas.

Almuerzo: 1 milanesa de peceto. Ensalada de varios colores con 1 papa mediana (hervida y fría en la ensalada).

Postre: flan de peras

Merienda:

Leche chocolatada (1 vaso de leche descremada con 1 cucharada de cacao en polvo y edulcorante)

1 porción de torta

Cena: ensalada de varios colores. 2 porciones de pizza de espárragos o de otros vegetales como acelga, espinaca, zapallitos.

Postre: torta chocovainilla

Domingo

Desayuno:

Café con leche descremada y edulcorante.

2 rebanadas de pan integral (sin tostar) con miel y ricota.

Entrecomidas:

1 banana no madura.

10 almendras o 25 maníes grandes.

Almuerzo: Pollo sin piel a la parrilla. Ensalada de varios colores con choclo.

Postre: terrina cheasecake

Merienda:

Leche chocolatada (1 vaso de leche descremada con 1 cucharada de cacao en polvo y edulcorante)

2 vainillas o 2 baybiscuits.

Cena: fideos secos (farolitos, fetuccini, cocidos al dente) mezclados con 1 plato sopero de verduras como champiñones, cebolla, tomate, ají morrón, etc.

Postre: fruta fresca.

Después de haber leído estas propuestas, puede ser que pienses que en lugar de bajar de peso o mantenerte vas a aumentar de peso. Sin embargo, pensá ¿cuánto comés los fines de semana en cantidades y qué calidad de alimentos incluís en tus comidas?

Si te permitís seguir estos ejemplos, si incluís el movimiento diario, seguramente vas a lograr un excelente resultado.

Nada de torturas en tu vida. Seguí un plan alimentario adecuado a vos, que puedas de vez en cuando darte permisos controlados y paso a paso irás logrando un descenso de peso saludable y duradero.

Que disfrutes de tus buenas elecciones.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los jueves 18:00 horas. Repetición: martes a las 15:00 horas y domingos a las 19:00 horas (excepto cuando hay transmisión de fútbol), por Metro;www.alimentatuvida.com.