Nutrición

La comida chatarra, además de obesidad, puede causar anemia a los chicos, debido a la carencia de nutrientes fundamentales.

fundamental-fomentar-consumo-vegetales-colores_CLAIMA20150608_0060_28

La anemia es una enfermedad que se caracteriza por la menor cantidad de glóbulos rojos. También puede aparecer cuando los glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina, la proteína rica en hierro, cuyo color rojo es característico de la sangre. Esta proteína les permite a los glóbulos rojos transportar oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Por eso, si un niño tiene anemia, el cuerpo no va a recibir suficiente oxígeno y eso daría como resultado cansancio y debilidad.

Otros síntomas: mareo, dolores de cabeza, falta de apetito, irritables, dificultades respiratorias. En el caso de los niños obesos, este último síntoma no existe.

Cuando se prolonga en el tiempo puede causar lesiones a nivel cardíaco, cerebral, uñas quebradizas, coloración azulada o muy pálida en la parte interna del ojo y coloración pálida de la piel.

¿Puede existir anemia en niños obesos? Claro que sí. ¿Y cuáles son los motivos? Concretamente, la mala alimentación, las deficiencias de:

– Hierro.

– Ácido fólico (folato).

– Vitamina B12. Su carencia puede impedir la producción suficiente de glóbulos rojos. Además, es necesaria una cantidad suficiente de vitaminas C y B2 (o Riboflavina)

– Minerales, como el cobre.

Es indispensable que los padres y quienes están al cuidado de los niños fomenten los buenos hábitos para evitar el exceso de peso y la anemia. Hay padres que por falta de tiempo ofrecen comidas rápidas a sus hijos, las industrializadas, con agregados de grasas y azúcares que atrapan la atención pero que generalmente no proveen nutrientes y no los ayudan a crecer sanos y fuertes. Las papas fritas, chizitos, palitos, las golosinas, sándwiches con ingredientes poco saludables hacem que los niños además de tener exceso de peso u obesidad padezcan de anemia.

Si un niño está mal alimentado puede tener problemas en el crecimiento y en el desarrollo. Su rendimiento intelectual va a ser más lento en el aprendizaje.
8 pasos hacia la solución

1 – Un niño que presente los síntomas mencionados deberá ser visto y evaluado por un pediatra, quien indicará el tratamiento a seguir y si es o no necesaria la medicación. Generalmente cuando la anemia se instala es necesaria e indicada por el profesional.

2 – Consultar con un nutricionista, quien organizará el menú para tratar estas dos patologías (obesidad o exceso de peso y anemia).

3 – Los niños no deben superar la cantidad de energía necesaria de acuerdo a su edad. La mitad de ella debe estar cubierta por hidratos de carbono: papa, batata, choclo (estos tres fríos y mezclados en la ensalada), cereales integrales, pastas (ambas al dente), panes integrales.

4 – Un tercio de su ingesta debe estar constituida por grasas saludables (las que proveen los pescados azules: caballa, atún natural, frutas secas, etc.).

5 – El resto deben ser proteínas de alta calidad nutricional (carnes rojas magras, pollo sin piel, pescados azules, cerdo magro y otras carnes magras). Evitar los fiambres, embutidos y vísceras o disminuir su frecuencia de consumo.

6 – Fomentar el consumo de vegetales y frutas de todos los colores, sobre todo crudos.

7 – No prohibir los alimentos carbograsos pero explicarles que no son saludables para su salud.

8 – Fomentar la actividad física, que mejorará su calidad de vida, la distracción para que no estén tan pendientes de los alimentos industrializadas, preparaciones y bebidas azucaradas.

Un ejemplo de menú

Desayunos y meriendas:
– 1 vaso de leche descremada con infusión en saquito (mate cocido) y edulcorante.
– 2 rebanadas de pan integral con semillas (sin tostar) untadas con ricota descremada.
– 1 fruta cítrica o 1 kiwi.

Entrecomidas: (elegir 2)
– 1 huevo duro.
– 1 fruta fresca.
– 1 banana no madura.
– 1 puñadito de frutas secas.
– 15 pasas de uvas.
– 1 sándwich de pan integral con semillas sin tostar con 1 feta de queso compacto magro, 1 rodaja de tomate y huevo duro) : 2 o 3 veces por semana. No incluir esta entrecomida cuando se indica la milanesa a la napolitana.

Antes de cada comida: 1 caldo de verduras casero con el agregado de 1 cucharada de sémola, o avena, o arroz integral, etc.
Después de cada comida: 1 fruta.
Las cantidades searán adecuadas a la edad y a las características personales del niño.
Aceite: 1 cucharadita de las de té por comida.
Realzar el sabor de las preparaciones con los condimentos aromáticos y ajo picado.

Día 1
Almuerzo: milanesa napolitana con tomate y queso. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. 1 papa al horno.
Cena: fideos tirabuzón cocidos al dente mezclados con champiñones, cebolla, zanahoria, tomatitos cherry.
Día 2
Almuerzo: carreé con ají morrón, lechuga, remolacha rallada y choclo.
Cena: zapallito relleno con pulpa, cebolla, ají morrón, arroz integral, queso untable descremado y huevo.

Día 3
Almuerzo: bife a la criolla (tomate, ají, cebolla, batata). Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: guiso dietético de vegetales cocidos al vapor con lentejas y salsa de tomate al natural.

Día 4
Almuerzo: pollo sin piel. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Trigo burgol.
Cena: ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Tortilla de papa y acelga o espinacas.

Día 5
Almuerzo: hígado con verduras cocidas al vapor. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Arroz integral.
Cena: Fideos secos cocidos al dente mezclados con vegetales de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.

Día 6
Almuerzo: pescado al horno con verduras cocidas al vapor. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Choclo o batata hervida.
Cena: Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor con lentejas o porotos o garbanzos. Berenjena rellena napolitana.

Día 7
Almuerzo: guiso de mondongo. Agregar papa o batata o arroz integral. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Trigo burgol o choclo.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los jueves a las 18:00 horas. Repetición: martes a las 15:00 horas, por Metro; www.alimentatuvida.com.