La leche de soja se puede reservar hasta 3 días, por eso no será conveniente que prepares mas cantidad. Si consideras que no vas a utilizar los dos litros porque son pocas personas en tu familia, haz la leche con la mitad de los ingredientes mencionados.

leche de sojaaa

Ingredientes: para 2 litros

Granos de soja orgánica: 1/4 kg

Agua: 8 tazas

Preparación: Colocar los granos de soja en remojo entre 8 y 12 horas, cambiando el agua  cada 4 horas si te fuera posible.

Luego, ayudar con las manos y tratar de resquebrajar lo más posible la cascarilla de los granos.

Colar los granos remojados y separar de cualquier residuo que pueda haber quedado.

Colocar la leche de soja unos minutos en el microondas o 5 minutos al horno para evitar el leve sabor amargo.

Una vez listos los  granos, colocarlos una licuadora o procesadora, junto con un poco de agua, y comenzar a procesarlos hasta que se forme una especie de puré cremoso, ni muy líquido ni muy espeso. Agregar un poco de agua a medida que sea necesario.

Una vez listo el puré de soja, añadir a las 8 tazas de agua en una olla grande, y poner a fuego hasta que alcance la ebullición. A partir de ahí, cocinar la soja a fuego bajo durante unos 25 minutos, sin olvidar de revolver de vez en cuando para evitar que se queme o se desborde.

Colocar un lienzo permeable sobre un colador, y a éste dentro de un recipiente, para proceder a separar la leche de los residuos de soja. Cuando tengas tu “instrumental” listo, solo debes volcar el preparado de soja y agua sobre el lienzo, y remover para facilitar el filtrado de la leche.

Cuando  te quede el puré de soja en el lienzo, puedes tornearlo y exprimirlo para extraer el máximo de leche posible.

La leche de soja colocarla en un recipiente de vidrio preferiblemente, y ya estará lista para consumir y reservar.

Considerar que el residuo de puré de soja que quede puedes utilizarlo para abonar tus plantas, y con la leche de soja obtenida, además de beberla de la forma tibia, también puedes utilizarla para preparar ricos y nutritivos alimentos naturales, como el tofu o el yogur de soja.

Fuente: Vix.com