Candidiasis: remedios caseros

La infección por el hongo candida albicans es muy frecuente fundamentalmente en mujeres. En la mayoría de los casos no es grave y se puede curar de manera casera.

La candida albicans es una levadura presente en el organismo en pequeñas cantidades.

En obesidad, diabetes puede crecer en tamaño y generar algunas molesticas en las zonas húmedas y cálidas del cuerpo fundamentalmente.

¿Cuáles son las condiciones para que este hongo se multiplique y produzca candidiasis?

Por lo menos debe darse uno de estas condiciones:

  • Áreas húmedas o sudorosas de la piel: Ingle, axilas, debajo de los senos, entre los dedos de los pies o en las comisuras de la boca.
  • Cuando la transpiración se seca en el cuerpo y genera un hábitat de mayor humedad. Sucede igual en los bebés que pasan muchas horas con el mismo pañal. De ahí la importancia de cambiarse la ropa todos los días.
  • Alimentación rica en azúcares y harinas industrializados.
  • Toma de antibióticos durante mucho tiempo (esteroides o anticonceptivos), hace que las bacterias buenas se mueran y no pueden controlar esta levadura.
  • Personas con baja inmunidad: Con sida, tratamientos con quimioterapia, luego de una intervención hospitalaria o quirúrgica, los que deben estar en cama o que padecen trastornos sanguíneos.

Cuando existe candidiasis existe erupción roja en los pliegues de la piel y se puede expandir si no se realiza tratamiento.

Puede causar, escozor, ardor, hinchazón, dolor y secreción blanda. Cuando llega a ser crónica, la piel afectada se vuelve gruesa y de color blanquecino.

Remedios caseros:

  • Receta con equinácea: 1 cucharada de las de postre de raíz de equinácea, 1 litro de agua. Hierve los dos ingredientes durante 2 minutos. Cuela y bebe entre 2 y 3 tazas diarias durante 1 mes continuado. Este remedio natural también te será de ayuda si tienes cansancio crónico, enfermedades cutáneas o problemas con el sistema inmune o gripe.
  • Yogur Yogur: ½ taza  y Canela en polvo: ½ cucharada de las de postre

Preparación: Mezcla estos 2 ingredientes y aplicar durante 5 noches seguidas en las zonas afectadas. Deja que se seque solo sin enjuagar.

  • Receta con ajo: 1 taza de agua y 1 diente de ajo Licua el diete de ajo en el agua y bebe de inmediato. También puedes consumir 2 dietes de ajo crudos al día.
  • Receta con lavanda: 1 manojo de flores de lavanda, frescas o secas y 1 litro de agua. En un recipiente colocar el agua con la lavanda y dejar hervir durante 10 minutos. Deja enfriar y cuélalo. Realiza baños o enjuaga la zona afectada con este preparado de 1 a 2 veces por día.
  • Receta con caléndula: 150 ml de aceite esencial de almendras, 1 cucharada de las de postre de pétalos de caléndula, 1 cucharada de las de postre de flores de manzanilla, 10 gotas de aceite esencial de árbol de té. Tritura los pétalos de caléndula y las flores de manzanilla con el aceite de almendras en un recipiente de vidrio con tapa hermética durante 3 semanas, en un ambiente seco, oscuro y a temperatura ambiente. Cuela y añádele las gotas de aceite de árbol de té. Aplica en la zona afectada utilizando un paño o algodón limpio.
  • Receta con manzanilla: 1 litro de agua, 4 cucharadas de las de postre de cola de caballo, 4 cucharadas de las de postre de tomillo, 4 cucharadas de gayuba y 4 cucharadas de manzanilla. Coloca todos los ingredientes en un recipiente para llevarlo luego a hervir durante 5 minutos. Deja reposar 15 minutos, luego cuela el líquido y realiza los baños o enjuagues 2 veces al día.
  • Receta de bicarbonato de sodio: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio, ½ litro de agua. Disolver el bicarbonato de sodio en el agua y aplicar la mezcla 2 veces por día en la zona afectada. Repite durante 2 semanas hasta que los síntomas desaparezcan.
  • Receta con salvia: 5 litros de agua, 1 manojo de salvia, 1 manojo de tomillo, 1 manojo de lavanda. En lo posible utilizar las plantas frescas. Introduce todo en un recipiente y colocar al fuego. Cuando rompa el hervor, mantén el fuego 5 minutos más. Retira y deja que se enfríe. Cuélalo y vuelve a calentar sin que queme. Realiza baños de asiento o enjuagues con este líquido, 2 veces al día. Calentar cada vez que lo utilices.
  • Receta con laurel: 5 hojas de laurel y 1 taza de agua. Hierve durante 5 minutos el laurel con el agua. Retira del fuego y deja reposar. Moja un trozo de algodón y limpia la zona afectada. Utiliza este remedio casero para la candidiasis todas las noches antes de irte a dormir, durante 1 semana.