Alimentos ecológicos

La industria alimentaria ofrece alimentos con nutrientes menos nutritivos y con la trampa de exaltar algún nutriente que no brinda ningún beneficio ya que es muy baja la cantidad.

Esto seduce a las personas que desconocen  su composición y los tientan a comprarlos, ya que se quedan con la etiqueta que presentan en  frente de los envases, lo llevan a la heladera, y no saben que  están cargados de grasas malas como las trans, para  prolongar la vida útil del alimento, o con ácido palmítico, conservantes, colorantes y aditivos, que nada tiene que ver con  lo que nos aportan  los  alimentos naturales.

Por eso, muchas personas se están volcando por la compra de alimentos orgánicos, prefieren pagar más y asegurarse que lo que compran tienen nutrientes y no derivados alimenticios.

Ten presente que, si compras sandía en invierno o ají morrón que dura 2 semanas, estos alimentos han sido sometidos a productos químicos y sustancias que facilitan la prolongación de su vida útil de manera artificial.

Si elegimos alimentos industrializados, los  ingredientes no sólo perjudican a la naturaleza, ya que emiten gases de dióxido de carbono que van directamente a la atmósfera y origina el efecto invernadero, sino que además nos  enferman a través de  productos tóxicos y nocivos.

¿Cuáles son las ventajas de elegir alimentos orgánicos?

Fíjate en las etiquetas de los alimentos que compras  Ej: 1 bandeja de jamón tiene  una gran cantidad de aditivos que ayudan a que se conserve por más tiempo, tienen potenciadores del sabor, y sustancias que mejoran el aspecto. Existe una gran variedad de químicos alimentarios que se incorporan en esos alimentos para cumplir varios propósitos.

Si eliges salud en lugar de precios económicos, podrás tener la seguridad que los alimentos ecológicos no tienen químicos ya que se elaboran con el menor impacto posible respetando los recursos naturales, sin sobreexplotar ni los campos ni los animales.

Sin pesticidas, ni herbicidas, ni abono, etcétera y por eso, las verduras y frutas que se obtengan de dicho cultivo serán 100% naturales, van a ofrecer buenos olores y su apariencia será real.

Las manzanas no brillan sino que serán más mate pero con un sabor impecable, alimentos totalmente naturales.

Que la apariencia de los alimentos no te engañen, cuanto más brillen, más químicos contendrán.

Otro beneficios de los alimentos ecológicos es que aportan una mayor cantidad de nutrientes que los que se fertilizan o se tratan con químicos, ya que no afectan su composición química  y nuestro organismo se beneficiará al máximo de sus vitaminas y minerales.

La mayoría de los pesticidas pueden llegar a ser nocivos para el organismo y  responsables de la acumulación de toxinas en nuestro interior, algo que nos hará sentir cansados, fatigados e incluso mareados.

Como te dije antes, la tierra también se beneficia con la comida ecológica, la sobrexplotación de los recursos naturales y el mal trato al que son sometidos los animales de granja hace que nuestro planeta esté en peligro.

Por eso, si elegimos alimentos ecológicos saldremos de la rueda genérica y estaremos preservando el medio ambiente.

Fuente: elmundo.es