Psoriasis: remedios caseros

La psoriasis es una enfermedad que hace que la piel se ponga roja y escamosa y se puede sentir dolor, está hinchada o caliente.

Puede ir acompañada de: artritis psoriásica, que causa dolor e hinchazón en las articulaciones, problemas cardiovasculares, obesidad, presión arterial alta, diabetes.

Voy a mencionar algunos remedios caseros que pueden ayudarte sin excluir la consulta médico/nutricional.

Berro: El jugo de berro alivia los síntomas de la psoriasis en cualquier lugar del cuerpo. Es excelente debido al efecto depurativo que favorece la eliminación de las toxinas del organismo. Licua 70 g de berro con 1 vaso de agua y lo puedes tomar 3 veces al día. 

El berro crudo consumido en ensalada puede ser una excelente  opción.

Otras posibilidades: Ensalada de berro con queso y tomate, sopa de berro y zanahoria, sopa de cola de buey con berro.

La utilización de alimentos depurativos como el berro puede ser beneficioso para ser utilizados en el tratamiento de la psoriasis.

No obstante sería conveniente evitar alimentos industrializados, con ingredientes de mala calidad como el ácido palmítico, los azúcares escondidos  y las harinas.

Jugo de bayas de goji: Licua 2 naranjas con 2 puñados de bayas de goyi. Las bayas de goji son ricas en antioxidantes como vitamina C, B1 y B2 y tienen un potente efecto antiinflamatório. El ácido linoleico presente en esta fruta ayuda a fortalecer el sistema inmune. 

Además del jugo, puedes consumir las bayas durante el día en las preparaciones o ensaladas.  

En algunas farmacias que tengan un laboratorio de fórmulas magistrales, pueden preparar una crema de bayas de goji para colocarse en la piel 2 veces al día. 

Té de zarzaparrilla: Prepara el té con 1 cucharada de hojas secas y 1 taza de agua hirviendo. Deja reposar, cola y toma tibio de 2 a 3 veces por día. 

La zarzaparrilla es una planta que contiene flavonoides que favorecen la inmunidad, desintoxinan el organismo. 

Compresa de manzanilla: Prepara un té con 6 g de flores y hojas secas de manzanilla y 100 ml de agua hirviendo. Deja reposar, cola y empapa una gasa limpia con este té. Aplica sobre la región afectada y deja actuar durante 10 minutos. Lo puedes hacer 2 veces al día.

La manzanilla calma la irritación de la piel.

Una combinación que se puede hacer consultando al médico, porque recuerda que eres único e irrepetible: Graphites, Arsenicum, Petrolium y berberis Aquefolium reducen la inflamación y los síntomas.

Para el cuero cabelludo si está afectado: Diariamente coloca en un pedazo de algodón un poquito de vinagre de manzana. Utiliza champús neutros o con aceite de jojoba o Aloe Vera, ya que calman y disminuyen los síntomas.

Para manos y uñas: Coloca diariamente en la zona afectada, una pomada que contenga Aloe Vera/Sábila al 50% antes de irte a dormir.

Es antiinflamatoria.