Los peligros de comer comida chatarra llevan a enfermedades

Comida Fast Food

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

 

Este trabajo tiene como objetivo fundamental, destacar lo perjudicial que es  el consumo habitual comida Fast Food, fundamentalmente en niños en etapa de crecimiento y desarrollo que los lleva a un menor rendimiento escolar. Según un estudio publicado en Clinical Pediatrics.

Además, la comida Fast Food puede llevar a los niños a la  obesidad o exceso de peso localizado en la mitad inferior del cuerpo que ocasiona un anormal  crecimiento de  huesos.

¿Qué se entiende por comida Fast Food? Aquella comida considerada chatarra, elaborada con alimentos precocidos o con ingredientes de mala calidad, que son perjudiciales para la salud: como hamburguesas, papas fritas, realizados con el agregado de mucha sal, azúcares escondidos como los que se encuentran en los panes, Kepchup, mayonesas, mostaza, salsas elaboradas a base de manteca y otros ingredientes como el aceite de palma utilizado en frituras, que ocasionan dificultades digestivas y otras enfermedades y dolencias.

Científicos de la Universidad de Londres, sugieren disminuir la ingesta de comida Fast Food ya que pueden conducir a enfermedades como obesidad, enfermedades cardiovasculares, aumento de colesterol LDL y disminución del HDL bueno, enfermedades respiratorias.

La comida Fast Fodd carecen de nutrientes esenciales.

 

Desarrollo

 

¿Qué es la comida Fast Food? El concepto fast Food es la comida rápida. Un estilo de alimentación donde el alimento se prepara y sirve para consumir rápidamente en establecimientos especializados.

Son los alimentos precocidos o elaborados con ingredientes dañinos: hamburguesas, papas fritas, etc, con el agregado de mucha sal, grasas de mala calidad, que tapan las arterias y los azúcares escondidos como en los panes, Kepchup, mayonesa, mostaza, salsas elaboradas a base de maneca y otros ingredientes como el aceite de palma que se usan en las frituras, que ocasionan dificultades digestivas.

Estos alimentos  en su mayoría están fritos, empanados o rebozados. Están cocidos a elevadas temperaturas que resultan aún más perjudicial.

Los azúcares provenientes de esta alimentación  no saludable, se almacenan en forma de grasa en el abdomen y en las caderas. También están elaborados con harinas o féculas y edulcorantes de todo  tipo, con una  elevada densidad  energética de poco volumen, carentes de nutrientes, que pueden conducir a enfermedades.

Al llevar a cabo este tipo de alimentación, se ingiere más de la mitad de la energía diaria necesaria y si sumamos las otras comidas vamos a tener como consecuencia sobrepeso.

¿Por qué no elegirlos con continuidad? Porque nos pueden conducir al exceso de peso, obesidad, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Además no logran hábitos alimentarios correctos.

 

¿Cuáles son los peligros de la elección permanente de los Alimentos Fast Food?

  • Son carecen de nutrientes esenciales: Si la alimentación se basa exclusivamente en alimentos procesados, de cocción rápida, con fritos, azúcares escondidos, el cuerpo no recibirá los nutrientes necesarios para garantizar la salud y la comida rápida puede provocar algunas deficiencias o trastornos, como ser gastrointestinales ocasionando dolores fuertes y estas comidas son la principal causa de úlceras pépticas.

Aportar nutrientes, significa incluir fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes. Las vitaminas, minerales y antioxidantes los  encontramos en las verduras y frutas fundamentalmente crudas.

La fibra da saciedad,  evita el estreñimiento regulando el tránsito intestinal, arrastra parte del colesterol y otras grasas que consumimos, impidiendo que se absorba. Controla los niveles de azúcar en sangre evitando los picos de insulina que llevan al descontrol  alimentario y otras dolencias.

· Enfermedad de Blount: Por desconocimiento, existen padres que se niegan a cambiar los hábitos alimentarios en sus hijos, basándose en el  crecimiento y desarrollo de los mismos. Sin embargo, hay niños que llegan a la obesidad y afecta peligrosamente el crecimiento. Esta enfermedad se da como consecuencia de un exceso de peso localizo en el  crecimiento de huesos en la mitad inferior del cuerpo. Este peso extra puede causar un crecimiento anormal.

  • Puede conducir a la depresión: Varios estudios han demostrado científicamente que la ingesta de elevado consumo de comida rápida, se relaciona con estados depresivos.

Por eso mismo, la recomendación es realizar una actividad deportiva y la inclusión fundamental de nutrientes como los ácidos grasos omega 3, vitaminas del complejo B, el aceite de oliva, podrían ejercer un papel protector.

Investigaciones en EEUU encontraron que las personas que viven cerca de los sitios que proveen de comida rápida son más propensos a sufrir accidentes cerebrovasculares, según la información publicada en políticas públicas y salud.

  • Daño hepático.Hay momentos en que existen dificultad para digerir los alimentos grasos y entonces la grasa se puede acumular alrededor del hígado que puede causar cicatrices e inflamación y daños.
  • Síndrome de Ovario Poliquístico.Las mujeres que tienen sobrepeso presentan un riesgo mayor de desarrollar este trastorno, que es una de las principales causas de infertilidad en las mujeres en edad reproductiva. Esta afección hace que los ciclos menstruales sean irregulares y que aumente el crecimiento de vello. Además, la enfermedad se asocia con resistencia a la insulina, lo que significa que también es un factor en el desarrollo de la diabetes en las mujeres.
  • Apnea del sueño. Personas con obesidad presentan apnea de sueño que se caracteriza por dejar de respirar mientras se duerme por varios segundos reiteradas veces y no permite a las personas un descanso reparador.
  • Otra investigación realizada por el grupo de Biodisponibilidad de Minerales de la Estación Experimental de Zaidín(CSIC), dicen que la comida Fast Food disminuye los procesos de digestión de las proteínas. 
  • La comida Fast Food desencadena estrés: Esta comida desencaderan la sensación de estrés en el organismo, que actúan como estimulantes, creando la sensación de ansiedad por la comida, tensión y estrés en el cuerpo.

Lo comida rápida ocasiona otros inconvenientes a la salud 

  • En un comienzo, la FDA autorizó el uso de hidróxido de amonio, que es una mezcla de agua y amonio que se utiliza en la preparación industrial de hamburguesas y sándwiches de pollo, para eliminar las bacterias que se conoce como baba ros. La FDA aseguró que se trataría de un compuesto inocuo si se utilizaba en las proporciones adecuadas. También lo avalaron otros estudios que realizaron la OMS la la FAO. Cuando es utilizado en grandes cantidades es un veneno. Son aditivos peligrosos.
  • Para realización de la comida Fast Food, los establecimientos de empresas internacionales, crían animales en sitios artificiales privados de aire fresco natural y sin la posibilidad de movimiento.
  • Matan los animales de forma cruenta, ocasionando una muerte lenta y dolorosa.
  • Los pollos son engordados artificialmente.
  • Las gallinas se crían en jaulas pequeñas, sin poder moverse y están propensas a enfermedades cardíacas, obesidad y respiratorias y de ellas salen huevos que pueden ocasionar enfermedades.
  • Para la cría de ganado, se necesita grandes superficies para el cultivo de soja.
  • Las tierras que utilizan para la ganadería y agricultura impiden que las tierras sean utilizadas para los cultivos autóctonos, que ayudaría a frenar el hambre.
  • Al realizar una super producción de carne a nivel mundial, la cría de ganado ocasiona excrementos que emiten gas metano, uno de los principales responsables del efecto invernadero y el calentamiento global.
  • Los envoltorios de las comidas producen mucha basura que es superior a la que producen otros restaurantes. Generalmente los embalajes están fabricados con materiales que no son biodegradables.
  • Las hamburguesas que producen tienen un 48% de agua y las lechugas están tratadas con 11 diferentes tipos de químicos.
  • Debido a la gran cantidad de probabilidades que hay de que la carne se contamine, se inyectan grandes dosis de antibióticos a los animales.
  • Las hamburguesas están hechas, principalmente, con tendones, lenguas, encías, párpados, hocicos, intestinos, rabos y sangre.
  • Para producir 1 kilo de carne, se necesitan al menos 10 kilos de grano. Esto provoca un desperdicio de 100 millones de toneladas de grano por año, que equivalen a 20 billones de dólares. Se calcula que con esa cantidad de dinero se podría alimentar, vestir y dar vivienda a la población del mundo por 1 año.
  • Los padres llevan a sus niños a los sitios de comidas Fast Food y los niños se ven atraídos por los diferentes colores y juegos que ocasionan atracción y adicción por esos alimentos de mala calidad.
  • El consumo excesivo de comida rápida o Fast Food, es perjudicial para los niños afecta el rendimiento escolar.

Según estudio publicado en Clinical Pediatrics.

Los alimentos o productos que contienen unos niveles altísimos de grasas, aditivos, sal o azúcares estimulan el apetito y la sed.

Unos investigadores de la Universidad de Ohio, EE.UU, a través de la investigación  llegaron a la conclusión de que seguir una alimentación habitual de comida Fast Food podría resultar nociva para los niños ocasionando una alteración en el  aprendizaje.

Los  investigadores compararon a través de exámenes académicos de lectura, matemáticas a los niños de 10 a 11 años y observaron las respuestas de los estudiantes sobre la comida en una encuesta nacional.

Los resultados más preocupantes respecto a los problemas de aprendizaje, se encontraron en niños que indicaron un consumo diario de comida rápida, tuvieron de tres a cuatro puntos menos que los niños que reportaban no haber comido nada de comida rápida  en la semana anterior.

Más de las dos terceras  partes de los estudiantes encuestados anunciaron haber comido algo de comida rápida.

Uno de cada cinco había comido al menos cuatro comidas rápidas en la semana anterior. Esto marca una tendencia a aumentar el porcentaje de  obesidad en los EEUU.

 

Conclusiones:

El desconocimiento que lleva a las personas en elegir sitios que brindan comidas rápidas o Fast Food por falta de tiempo o comodidad, hace que se puedan  contraer enfermedades.

Por eso mismo la recomendación es:

  • Elegir carnes asadas en lugar de fritas, acompañadas de ensaladas sin aderezos comerciales, con vinagre y aceite de oliva o canola.
  • Utilizar aderezos como especias, hierbas aromáticas, que faciliten el buen sabor evitando el consumo de sal y azúcar escondida.
  • Evitar el pan y las galletitas que tiene además de harinas altamente inflamatorias y adictivas, azúcares escondidos que no se puede frenar su consumo.
  • Evitar las bebidas industrializadas aún las dietéticas o light que son adictivas también, que estimulan la insulina y dan más deseos de continuar comiendo alimentos y bebidas dulces.

Es importante esforzarse para  lograr una nutrición adecuada a cada persona. Es la mejor inversión para el cuerpo y la mente.

 

 

Bibliografía:

 

Ardanaz, M.P., Puy, M., Igoa, R. y Armendáriz, E. (2000). Atención farmacéutica. Papel del farmacéutico en la prevención del sobrepeso y obesidad infantil. OFFARM 19 (9), 96. Cándida Ferreira de Almeida, M. (2003). Las comidas tradicionales en tiempo de globalización: la arepa se (trans)viste en hamburguesa. Colección Monografías, Nº 6. Caracas: Programa Globalización, Cultura y Transformaciones Sociales, CIPOST, FaCES, Universidad Central de Venezuela. Disponible en: http://www.globalcult.org.ve/monografias.htm . Contreras, J. (2000). Cambios sociales y cambios en los comportamientos alimentarios en la España de la segunda mitad del siglo XX. Anuario de Psicología, Universitat de Barcelona 30: 2, 25-42. Fernández Ramírez, A., Izquierdo Córser, P., Valero Leal, K., Allara Cagnaso, M., Piñero González, M. y García Urdaneta, A. (2006). Efecto del tiempo y temperatura de almacenamiento sobre la calidad microbiológica de la carne de hamburguesa. Revista Científica, 16 (4).

 

Artículo de HealthDay, traducido por Hispanicare. Andrew Adesman, M.D., chief, developmental and behavioral pediatrics, Steven & Alexandra Cohen Children’s Medical Center of New York, New Hyde Park, N.Y.; Kelly Purtell, Ph.D., assistant professor, human sciences, Ohio State University, Columbus, Ohio; Dec. 5, 2014, Clinical Pediatrics, online