Alimentos fuentes omega 3

En pleno auge de la venta de suplementos nutricionales y específicamente quiero detenerme en esta nota a que se sepa que los ácidos grasos omega 3 se encuentran  en los alimentos como en la caballa, salmón, atún, en las frutas secas, etc. y que no es necesario incluir estos ácidos grasos en forma de suplementos nutricionales.

Habría que preguntarse si la sugerencia de la toma de suplementos de omega 3 tiene un basamento científico.

Se ha demostrado científicamente que la ingesta de elevadas cantidades de  omega 3 proveniente de los alimentos naturales aumenta considerablemente el tiempo de coagulación sanguínea y esto demuestra porqué los japoneses que consumen estos alimentos tienen una menor incidencia de presentar enfermedades cardiovasculares.

Un  estudio realizado en humanos concluyó que la ingesta de ácidos grasos omega 3 a través de los alimentos reduce la aparición de arterioesclerosis coronaria.

¿Dónde encontramos estos ácidos orgánicos omega 3?

  • La mejor fuente de omega 3 son los pescados y mariscos ya que tienen directamente los ácidos grasos esenciales EPA y DHA. Estos son ácidos grasos poliinsaturados esenciales, ya que nuestro organismo los necesita para el correcto funcionamiento y es capaz de producirlos por su cuenta. Ambos ácidos grasos pasan por numerosos sistemas biológicos para mejorar la salud. El DHA tiene un efecto beneficioso en la estructura celular y favorece el normal crecimiento y desarrollo.

El EPA y DHA son indispensables para el sistema inmunitario y proporcionan numerosos e importantes beneficios.

Al ser aportados directamente a través de los alimentos, no es necesario su metabolismo en el cuerpo ni compiten con el omega 6 para ser sintetizados y el cuerpo las utiliza directamente. Es importante que exista un equilibrio entre el ácido graso omega 3 y el  6.

  • Además se encuentran en: los peces de aguas frías, con el menor nivel de contaminación como el salmón, en los pescados azules como caballa y sardinas.
  • En el aceite de pescado, en aceites vegetales como de semillas de lino, canola, aceite de oliva.
  • Frutas secas:
  • Semillas: chía, de nogal y el lino.
  • En las algas.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas, porotos.
  • Menor proporción en verduras: verdolaga, espinaca, lechuga y frutas: palta y frutillas.

¿Qué hay de cierto de los suplementos nutricionales que proveen omega 3?

No parece tener los mismos beneficios para la salud.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista JAMA, en una investigación que llevó 5 años de estudio, que no hubo diferencias significativas en la función cognitiva entre personas que ingirieron alimentos ricos en omega 3 que las que ingirieron suplementos.

Otro estudio también publicado en JAMA (2012), afirma que la suplementación con omega 3 no se asoció con un menor riesgo de mortalidad por cualquier causa, ni tampoco con la disminución de la posibilidad de muerte súbita, infarto de miocardio o enfermedades cerebrovasculares que afectan a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro: ACV, embolia, trombosis.

Las industrias de venta de nutracéuticos nos quieren convencer de las propiedades sólo por beneficios propios engañando a la gente de sus bondades que no tienen ningún aval científico.

Por eso, no te dejes engañar por la publicidad. Sólo podrás encontrar en los alimentos antes mencionados la fuente de ácidos orgánicos omega 3.

Es cierto que hay suplementos que funcionan pero no proveen la salud total, sino la elección correcta de los alimentos te conducen a mejorar la calidad de vida.