Quemaduras solares: remedios caseros

Quemaduras solares y remedios caseros

Es lindo tomar sol pero debemos considerar los horarios permitidos.

Para aliviar las quemaduras y evitar la sequedad de la piel tomar mucha agua fundamentalmente.

Aloe vera:  Es relajante y alivia. Lo puedes aplicar directamente en la piel afectada para aliviar la comezón y el ardor. Contiene una elevada cantidad de colágeno que regenera la piel. Se puede comprar el gel o cortar una rama de la planta y pasar la parte de la pulpa sobre la zona afectada.

Aceite de coco: Contiene ácidos grasos que pueden mejorar la salud debido al aporte de fibra, vitaminas y minerales. Posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas previniendo infecciones. Calma la irritación y el enrojecimiento. Es un gran tónico hidratante y acelera la curación de la quemadura.

Leche fresca: El ácido láctico presente otorga propiedades calmantes,

 ¿Qué debes hacer para aprovechar sus virtudes?  

  • Sumerge un paño o una gasa en leche entera fresca y aplica cuidadosamente en la zona afectada. Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría. Es importante que utilices leche entera por el contenido graso.

Hojas de llantén: Planta muy recomendada para el tratamiento de quemaduras. Crece prácticamente en cualquier lugar del mundo pero es originaria de Europa y Asia. Sus hojas proveen propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antihemorrágicas. Hay dos posibilidades: puedes utilizar las hojas frescas bien lavadas y aplicarlas sobre la quemadura o tritura las hojas y obtener el jugo para luego aplicarlo sobre la quemadura.

Agua fría: Aplicar compresas de agua fría es un remedio muy recomendable para aliviar el malestar de las quemaduras de sol.  Sumerge una toalla en agua fría y aplicarla directamente en las áreas quemadas durante varios minutos. Para no perder el frío, remoja la toalla cada poco.

No aplicar hielo sobre la piel quemada por el sol esto podría perjudicar la circulación sanguínea y causar daño a los tejidos delicados.

Las compresas de agua pueden ayudar a extraer el calor de la quemadura. Hay que aplicarlas inmediatamente después de haberse quemado para evitar que se extienda.

Tomate: Es el vegetal con mayores propiedades humectantes que existe. Se puede utilizar pero no en casos de gravedad.

Tiene, además, propiedades cicatrizantes e hidratantes. Por eso, resulta muy beneficiosa para tratar la sequedad que ocasionan  las quemaduras.

Se puede preparar un batido y utilizar la pulpa del mismo.

Se aplica sobre la zona afectada y se deja actuar unos 15 minutos antes de retirar con agua fría.

Papa: Tienen compuestos a base de almidón que pueden beneficiar y aliviar las quemaduras de sol. Para aprovechar sus beneficios, cortar la papa cruda en rodajas y frotar sobre la zona afectada. Otra manera: ralla una papa fría y cruda y aplicarla en forma de cataplasma. Puedes mezclar en la licuadora papa con un poco de agua y aplica en las áreas quemadas; espera a que se seque antes de enjuagar.

 

Consejos:

Evita exposición solar entre las 10:30 y las 16 horas.
Coloca protector solar 30 minutos antes de exponerte al sol. Eso impide que se absorba la vitamina D, sólo te protege del cáncer de piel.

Si vas a bañarte al mar o al río, deberás aplicar el protector cada 2 horas.

Lleva sombrero y anteojos para  protegerte e los rayos ultravioletas.

Elige protector solar de amplio espectro con factor adecuado a tu piel.
Mucha agua.

Estos consejos no reemplazan la consulta médica.

Fuente: Mejor con Salud

Click edit button to change this text.