Várices: remedios caseros

Varices: Remedios caseros

¿Qué son las várices? Las várices son dilataciones de las venas que evitan una correcta circulación sanguínea que produce bultos que se ven fácilmente. Cuando comienzan a surgir las várices no hay que darles tiempo a que evolucionen.

Por eso, es necesario tener en cuenta qué remedios caseros se pueden hacer uso.

Te voy a mencionar alguno de ellos:

  • Castañas de la India: Protege los capilares, son antiedematosas y antiinflamatorias naturales. Se pueden utilizar localmente o consumir en cápsulas. No deberás prolongar la toma que que puede ocasionar problemas gastrointestinales. La recomendación es no sobrepasar las 3 cápsulas es decir 200 mg/ día.

Otro recurso para mejorar la circulación venosa varicosas es colocar en 1 litro de agua 1 cucharada sopera de castañas de la India trituradas y hervir durante 3 minutos. Dejar reposar unos minutos para que se asiente y enfríe. Colar y beber diariamente 1 taza después de cada comida: desayuno, almuerzo y cena. Transcurrido 10 días, sólo 2 tazas al día.

Contraindicaciones: Embarazo, gastritis, hipersensibilidad a la castaña de Indias, lactancia y úlcera péctica.

 

  • Ungüento de ajo: Mezclar 6 dietas de ajo picados, con aceite de oliva y jugo de limón. Dejar reposar durante 12 horas. Aplicar sobre las piernas dando ligeros masajes.

El ajo tiene propiedades antiinflamatorias y mejora la circulación.

 

  • Té de manzanilla y vinagre: Mezclar té de manzanilla con 2 cucharadas de vinagre de manzana. Se aplica sobre las várices con un algodón a la mañana y a la noche.
  • Aceite de almendras y de bacalao: Mezclar 3 cucharadas de aceite de almendras y 2 de aceite de hígado de bacalao. Aplicar con suaves masajes y dejar reposar durante 1 hora antes de enjuagar.

 

  • Infusión de manzanilla, menta y laurel: En 2 litros de agua caliente, añadir un puñado de manzanilla, otro de menta y de laurel. Dejar reposar y agregar 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Aplicar la infusión sobre las várices cada vez que te bañes.

 

 

  • Infusión de salvia: Sus nutrientes facilitan la eliminación de líquidos y regulan los procesos inflamatorios. En una cacerola colocar el tamaño de 1 taza de agua y agregar 1 cucharada de hojas de salvia. Dejar hervir 2 minutos y retirar. Esterar que se concentre y que alcance la temperatura apta para ser consumida. Se puede tomar 3 tazas de salvia 3 veces por semana.

 

Es muy efectiva para tratar las várices igual que para otras dolencias y enfermedades. Se recomienda aplicar a través de compresas en las zonas afectadas en las noches y dejarlas hasta las mañanas siguientes.

 

 

Aloe vera: Es una planta medicinal que forma parte de numerosos productos farmacéuticos, estéticos y corporales. Sus propiedades terapéuticas hacen que no pare de crecer su fama de planta curativa, de remedio para todo. A continuación en unComo.com te explicamos la manera de elaborar una mascarilla de aloe vera para aliviar los síntomas de las varices e incluso para mejorar su aspecto.

Se necesita:

  • Pulpa de una hoja de aloe vera
  •  Zanahoria
  •  Vinagre de manzana : un chorro

 

Una vez obtenida la pulpa de aloe vera, echar en el recipiente de la batidora o licuadora. Pelar y trocear la zanahoria e introducirla también en el recipiente o vaso de la licuadora.

Incorporar a la mezcla anterior una buena cantidad de vinagre de manzana y lo pasar todo por la batidora hasta conseguir una pasta homogénea.

Una vez conseguida esta mascarilla a base de aloe vera, solo tendremos que extenderla o aplicarla a modo de cataplasma sobre las zonas afectadas por las varices y la dejaremos actuar durante unos 25-30 minutos. Pasado este tiempo, deberemos retirarla con una esponja húmeda o directamente bajo el grifo de la ducha.

Deberás repetir el procedimiento al menos dos veces por semana para conseguir resultados visible

Estos tratamientos caseros, no excluyen la consulta con el especialista médico.

Fuente: salud.uncomo.com y mejorsalud.com