Aloe vera

Várices: remedios caseros

En algunos casos, la mejor medicina, es usar recursos naturales sin el manejo de fármacos. Pero las várices nos indican que algo no funciona bien en la sangre. Por eso es necesaria la consulta médica oportuna con un flebólogo, quien determinará el tratamiento específico para ti.

A pesar de eso, remedios caseros puede ayudarte.

Por ejemplo:

Coloca en una olla, medio litro de agua deja que hierva. Agrega ½ zanahoria en trozos muy pequeños. Luego baja la intensidad del fuego hasta que esté bien blanda.

A parte, pela las hojas de aloe vera y extrae el gel.

Agrega a la zanahoria bien cocida, junto con 3 cucharadas de vinagre de manzana. Remueve muy bien. Retira del fuego. Cuando esté a temperatura ambiente llévalo a la heladera. Este remedio casero lo puedes utilizar no más de 2 días, a la noche.

¿Cuáles son las propiedades de sus componentes?

La zanahoria es una verdura rica en vitaminas del complejo B, ideal para lograr el equilibrio sanguíneo y de la presión arterial.

El vinagre de manzana, al ser ácido ayudará a eliminar las toxinas de la sangre.

El aloe vera, favorecerá la regeneración de los vasos sanguíneos y limpiará los poros de la piel, facilitando la absorción de este remedio natural con mayor facilidad.

Se puede mejorar el resultado utilizando estos recursos:

  • Exfolia tus piernas. Los remedios tópicos entran en contacto directo con la zona afectada. Cuanto más limpios estén los poros, mayores beneficios.
  • Aplica el remedio desde los tobillos hasta los muslos, preferiblemente. La altura dependerá de dónde te lleguen las varices.
  • Deja actuar el remedio casero 40 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y jabón neutro.

Si tienes várices, ojo!! Puede ser un signo que en un futuro se convierta en un problema mayor, me refiero a una enfermedad cerebrovascular o cardíaca.

La atención médica es una manera de prevenir y tratar síntomas y/o enfermedades.

 

Fuente: Mejor con salud.