¿frescas, enlatadas o congeladas?

Frutas y verduras antiinflamatorias:

Es rico comer moras azules recién recogidas y se piensa que, se obtienen los mejores beneficios cuando hablamos de sabor, de polifenoles para combatir la inflamación, de minerales para la formación de huesos y de vitaminas necesarias. Pero también se puede obtener los mismos beneficios con las verduras o frutas congeladas.  

Las frutas y verduras son ricas en fibra,  vitaminas y minerales importantes. Dan saciedad. Muchas contienen nutrientes que ayudan a combatir la inflamación asociada con la artritis.

Uno de los nutrientes esenciales que desempeñan un papel vital en la reducción del riesgo de esta enfermedad, es la vitamina C: presente en los cítricos, kiwi, brócoli, frutillas, ajíes, coles, melones, papas y tomates.

 ¿Qué sucede con los nutrientes de las frutas y verduras congeladas y enlatadas si los comparamos con las frescas?

Influyen muchos factores en la composición nutricional de las plantas: el suelo en el que se cultiva, cuando se recoge, cómo se conserva y la forma en que se preparan.

Cuando las frutas y las verduras se dejan madurar hasta su punto óptimo de consumo antes de ser cosechadas y luego se congelan rápidamente para conservar sus nutrientes, sabor y color, podrían ser superiores, declara Barrett, una experta.

Las frutas y verduras comerciales a menudo se cortan antes de que alcancen su máxima calidad nutricional, por lo que puedan madurar durante el traslado. Por el contrario, las frutas y verduras congeladas se recogen a menudo más maduras y luego se congelan instantáneamente. Las verduras enlatadas pasan por un proceso similar, sellando muchos nutrientes. Ejemplos:

  • Los científicos descubrieron que los niveles de antioxidantes es simlar como en frescas.
  • Chauchas, arvejas.Investigaciones hallaron que congelarlas preserva los niveles de vitamina C y en las no enlatadas, frescas se pierden rápidamente después de cosechadas.
  • En conserva en almíbar contienen más vitamina C que los frescos.
  • En igual cantidad, la congelada picada posee concentraciones más altas que la fresca, incluyendo vitamina E, A, K y minerales como el calcio. Estos nutrientes fortifican los huesos y disminuyen el riesgo de hipertensión arterial.

Pero los métodos de conservación ocasionan inconvenientes.

Algunos nutrientes importantes como las vitaminas B y C son solubles en agua y en los enlatados, estas vitaminas se mezclan en el agua de empaque. Pero otros nutrientes como las vitaminas A, D, E y K, y la fibra – se mantienen durante este proceso. Lo importante es comer más verduras y frutas, ya sea que estén enlatadas, congeladas o frescas.