Macetas y jardines

Huertas orgánicas hogareñas

Si analizamos los beneficios de las huertas orgánicas hogareñas son mayores que las desventajas, no se utilizan pesticidas y fertilizantes y esto hace que sea más económico.

Sin embargo, para aquellos sin experiencia, los químicos pueden ser una gran ayuda para evitar los malos resultados. Pero ciertas plantas son más fáciles que otras.

Algunas de ellas:

Champiñones: Se necesita sólo aserrín, un lugar fresco y oscuro.

Ruibarbo y menta: Cuanto más resistente es la planta, mejor. No se utilizan las hojas ya que son venenosas, pero los tallos se utilizan y son ricos. Son fáciles de manejar y pueden encontrarse en la naturaleza y no es necesaria cuidarla todo el tiempo.

Con la menta sucede lo mismo. En buenas condiciones, crece muy bien.

Vegetales de maceta: Algunas verduras necesitan espacio y otras se utilizan espacios reducidos como las macetas. Los tomates y espinacas, acelga suiza, chauchas, pepinos, zanahorias.

Albahaca y ajo: Al igual que otras hierbas de hoja, la albahaca crece bien en interiores y exteriores. Es una planta de hoja dulce.  Puede ser cultivada tanto en maceta como en el jardín.

Al ajo es libre no necesita de mucha dedicación. Se utiliza como pesticida y fungicida natural.

 

Brotes: Puede que exista un suelo medio pobre, que el clima no ayude  y que hayan plagas molestas y el crecimiento de brotes de porotos no se perjudica por esto. Sólo será necesario tener un frasco oscuro, y un fresco lugar. El proceso lleva sólo unos pocos días, da buenos resultados.  

Zapallo: Requieren de procedimientos simples que pueden facilitar el crecimiento orgánicamente. Responden bien a la tierra mezclada con compost y no necesitan ser regados frecuentemente. Este recurso es útil: coloca paja debajo los zapallos en maduración y los tendrás alejado de la suciedad.


 

Rábanos y zanahorias: Los rábanos son resistentes al clima inestable. Las plagas buscan estas plantas, pero las mantienen alejadas ya que existen en las hileras, cubiertas livianas. Las zanahorias se desarrollan mejor en lugares soleados y levemente secos. Este vegetal aún no creciendo en su máximo estadio, puede mantener su contenido en vitaminas y su sabor dulce.

Batata: Se desarrollan adecuadamente en suelos sin fertilizantes. No se necesita comprar semillas. Sólo los brotes pequeños que salen en las batatas y papas viejas y se pueden plantar en jardín. Las batatas, a diferencia de las papas, no necesitan de mucha agua.

 

Ajíes y morrones: Son favoritos de los jardineros urbanos que realizan la mayor parte de su jardinería en macetas. Cuando se controla el vegetal en una maceta, facilita el riego y el control de yuyos. La mayoría de las especies de ajíes reconocen adecuadamente la luz solar y el clima cálido y atraen pocas plagas.

Hinojo y romero: El hinojo es considerado un vegetal y una hierba. No es difícil de cultivar, ya que atrae a bichos de San Antonio, que facilitan la liberación natural de algunos las plagas en los jardines.

El romero una vez cosechada, es una hierba delicada, pero en la maceta, se adapta a otras hierbas, requiriendo solo poca agua y luz solar.

Se puede recuperar una planta de romero descuidada, sólo con riego y presencia de sol.

 

Fuente: Webecoist