Remedios caseros

Cálculos renales

Según la Asociación Estadounidense de Urología hasta el 12% de los estadounidenses desarrollarán un cálculo renal [piedras en el riñón] durante su vida y una investigación reciente plantea que esta cifra va en aumento.

De esa cifra, la mitad de los afectados, se vuelve a repetir.

Por eso es necesario conocer las medidas para evitar otro ataque.

¿Por qué se forman los cálculos renales? Se producen porque en la orina existen una elevada cantidad de minerales y sales como calcio y fósforo y sus pequeñas partículas se pegan.

Luego, los cálculos pueden pasar de los riñones a las vías urinarias.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas incluyen: dolor al orinar, náuseas, vómitos, fiebre, escalofríos, dolor agudo en el abdomen bajo, la espalda, los costados o la ingle.

Es seguro que tu médico te indique, en el caso que hayas tenido cálculos renales, análisis de laboratorio de la composición del cálculo o de tu orina que van a ayudar a proporcionar información sobre el factor de riesgo del cálculo. Casi un 80% de las personas con cálculos renales son de calcio.

La buena noticia es que existen algunos remedios naturales para los cálculos renales.

Incorpora en 450 ml de agua, 120 ml de jugo de limón diario  a lo largo del día puede ayudar a prevenir la recurrencia de 2 tipos de cálculos renales, el de oxalato de calcio y fosfato de calcio.

Esto puede traer como consecuencia síntomas gastrointestinales.

No hay que agregar ni azúcar; las bebidas endulzadas con azúcar pueden aumentar el riesgo de cálculos en un 20%, según Ramy Youssef Yaacoub, M.D., profesor clínico auxiliar de urología en la escuela de medicina de la Universidad de California en Irvine.

Si no te agrada beber agua con limón otro recurso es que tomes mucha agua durante el día para aumentar la diuresis.

El café también puede ayudar.

No se aconseja el té debido a los altos niveles de oxalato con lo cual aumenta la probabilidad de cálculos renales en personas con tendencia a desarrollarlo.

 

¿Qué alimentos elegir?

Evitar alimentos procesados y comidas rápidas, con elevada cantidad de sodio, ya que pueden aumentar los niveles de calcio en la orina, pero no restrinjas los alimentos ricos en calcio.

Poco calcio en tu alimentación aumentará los niveles de oxalato en la orina, que es otro factor de la formación de cálculos renales.

Por eso, incluye 2 vasos de leche o yogur y 1 feta finita de queso compacto día por medio. Inclúyelos con otros alimentos y de esa manera el calcio se unirá con los oxalatos de los alimentos que comas en tu sistema digestivo.

Si los cálculos son de oxalato, deberás evitar, los porotos blancos, la espinaca.

En cambio deberás consumir bastantes verduras y frutas y controlar las porciones de proteínas de origen animal: carnes rojas, blancas, para ayudar a mantener los niveles de citrato altos.

Tu médico deberá supervisar los medicamentos: para que no estén provocando la formación de cálculos y podría ajustar la dosis o cambiarte a otro medicamento que no los origine: como laxantes, algunos antibióticos, los diuréticos ahorradores de potasio utilizados para la hipertensión arterial, bloqueadores de potasio, que se utilizados para controlar el ritmo cardíaco y para la esclerosis múltiple, y los sulfonilureas (utilizados para tratar la diabetes tipo 2. 

Fuente: consumerreports.org